Trucos para subir mejor con tu bici

Ignacio P. - 2016-04-13 15:39:22

Cuando vamos en llano el nivel de exigencia y esfuerzo lo ponemos nosotros, ya que si nos encontramos muy sobrepasados bastará con reducir la marcha para acomodar nuestro esfuerzo. En bajada el terreno es más favorable -a nivel de esfuerzo aeróbico- e ir cómodos es fácil. Pero sin embargo, históricamente, es durante las subidas cuando más ciclistas han pensado en abandonar y mandar la bici a paseo. Sin duda son las zonas donde queda de manifiesto nuestra condición física, y a pocos que nos vean subir una cuesta en bici podemos engañar. Aún así vamos a dar algunos consejos que te harán subir mejor.

subir mejor en bici

1.Dosifica para subir mejor

En las subidas es mejor ser conservador. Es decir, la estrategia que mejores resultados da es la de empezar a un ritmo tranquilo e intentar mantener un pedaleo ágil con una cadencia alta. A medida que se vayan sucediendo los metros irás tomando consciencia de como está respondiendo tu cuerpo y de lo que aún te queda por subir. Si en mitad de la subida te notas cansado pero has empezado suave, aún podrás terminar de subir. Sin embargo si has empezado fuerte y a mitad vas muy justo, bienvenido al sufrimiento. Los últimos metros se pueden hacer eternos.

Obviamente este consejo es sólo para salidas en las que el objetivo es llegar bien a nuestro destino, si estás en competición las condiciones son otras y podría pensarse en ofrecer un extra de esfuerzo.

2.Hazte eficiente, economiza tu energía

Sin duda una de las claves de todos los deportistas que compiten en larga distancia o necesitan grandes esfuerzos de manera sostenida, está en ser más eficientes que el resto, saber gestionar mejor sus recursos en carrera.

Cuando subimos una cuesta es innegable que tenemos que utilizar gran parte de nuestra energía para hacernos subir, pero ¿toda la energía que consumimos la empleamos para subir mejor?, no. Normalmente ponemos todo nuestro cuerpo en tensión -brazos, espalda, cuello, etc- pero en realidad esto no es necesario. Así que tenemos que intentar ir con la parte superior de nuestro cuerpo relajada para evitar consumir energía innecesaria.

3.Centrate en la técnica

El esfuerzo y el cansancio nos hacen pedalear de manera rara, por ejemplo abriendo las rodillas en exceso. Pero esto lejos de ayudarnos lo que hace es desaprovechar nuestra energía en cada pedalada. Cuanto más os centréis en que el pedaleo sea redondo y efectivo vuestros cuadriceps transmitirán mejor la potencia a la transmisión. Además, si os enfocáis en cosas sencillas como esta, el sufrimiento o el dolor puede llegar a pasar un poco desapercibido.

4. Sube sentado

Para subir mejor es más eficiente hacerlo sentado y con el torso alto. De esta manera economizaremos nuestro esfuerzo y permitiremos que el oxigeno llegue mejor a nuestros pulmones. Si os fijáis en las carreras profesionales pocas veces los ciclistas se ponen de pie y cuando lo hacen es un porcentaje de tiempo pequeño.

5.Prueba a mover tu bici

¿Pero que es eso de mover la bici? Hemos dicho que es mejor subir sentado que de pie, pero hay ciertos momentos en los que la pendiente se agudiza, queremos cambiar un poco la posición o incluso esprintar. En esos momentos ponerse de pie es la mejor opción.

Un vez de pie hay una técnica en la que se juega con movimientos laterales de la bicicleta para acompañar al pedaleo. Esta técnica permite suavizar el esfuerzo y es muy utilizada por la mayoría de ciclistas. A modo de ejemplo Alberto Contador es muy conocido por los "bailes" que realiza con su bicicleta. En el vídeo lo podéis ver perfectamente.