Para qué sirven las tablas de geometría: elige la geometría de tu bici perfecta

Germán M. Porcel - 2018-10-08 16:00:00

Conocer la geometría de una bicicleta ideal es como conocer tu número de pie: puedes rodar con una bici con otras medidas, pero no te será cómodo ni rendirás al máximo. Hay ciertas medidas que es imprescindible conocer, porque tu cuerpo es particular y único, pero debe adaptarse a unos estándares que mantienen las marcas de bicicletas. Conocer la geometría de tu bici es fundamental.

Por qué es importante conocer la geometría de una bici

Simplemente, porque saberla te hará conocedor de la geometría de la bicicleta que se adapta a ti a la perfección. Así de simple es la teoría.

A la hora de comprar una bicicleta, se torna imprescindible ya que es prácticamente imposible probar todas y cada una de las bicicletas para conocer tu experiencia sobre ellas. Además, la geometría de una mountain bike es incluso algo más compleja, ya que las disciplinas son más marcadas, los diseños más específicos, y la variabilidad que aportan las suspensiones crea casi posibilidades infinitas.

Por eso, o acudes a algún evento de test de bicis internacional que te permita probar un gran número de estas, o a partir de tu experiencia acotas cuáles son tus medidas perfectas. Es mucho más sencillo seguir esta vía. Es como tener el patrón con las medidas de la bici que se adapta a tu físico, y entonces buscar esas medidas en las marcas y modelos que te gustan.

geometria de una bici
Ejemplo: geometría de la Specialized Tarmac

Cuando decimos que es fundamental, es que lo es: en una bicicleta con una geometría adaptada a ti, sentirás mayor comodidad, evitarás posibles lesiones, tu rendimiento será mayor, y tu control de la bicicleta en momentos complicados será total.

Cómo conozco la geometría de una bicicleta

Normalmente, las propias marcas hacen públicos diseños o planos de la geometría de la bicicleta con toda la información sobre ella. Es una información pública y bastante fácil de conseguir, aunque en casos puntuales en los que no esté disponible, siempre puedes tomar una fotografía lateral y plana a la bicicleta con alguna referencia que te permita luego calcular las distancias y los ángulos. Debes ir bici a bici.

Porque de eso se trata: la geometría de una mountain bike o de una bicicleta en general no es más que la distancia de los diferentes tubos, y los ángulos que forman en la unión de esos tubos. Así de sencillo, y así de complejo al mismo tiempo.

Una vez sabes la talla de tu bici, que es fundamental, puedes lanzarte a conocer la geometría de bici que te conviene. Para ello, es tan simple como que traces una línea totalmente horizontal en el plano de la bici. A partir de esa línea a modo de base, puedes calcular todos los tubos que salen de ella de forma diagonal o perpendicular, la distancia de esos tubos, y medir los ángulos que forman unos tubos con otros. Hay mucha ciencia en esto, aunque no lo parezca.

Las ruedas de 29”: el último cambio en la geometría de las bicicletas

El gran cambio ha sido sin duda el paso generalizado a ruedas de 29”. Esto ha afectado al diseño de los cuadros, reduciendo el tamaño del bloque del cuadro, pero haciéndolos a su vez más largos. Una deformación que ha afectado a toda la geometría de una mountain bike y ha hecho variar las tablas de distancias y ángulos hasta ahora vigentes.

Antes de indicarte las medidas importantes, considera hacerte un estudio biomecánico. Estos estudios pueden costar entre 150 y 400€ dependiendo de su exhaustividad, pero una vez hecho te pueden ser de gran utilidad para elegir tu bici perfecta y regularla en consecuencia.

geometria de una bici

Qué medidas son las importantes en la geometría de una bici

Por cada contacto de un tubo con otro, se obtendría un valor. Estos valores no son infinitos, pero sí son bastantes en el estudio completo de la geometría de tu bicicleta. Aquí te apuntamos los fundamentales, y otros secundarios pero no menos importantes:

geometria de una bicicleta

Medidas fundamentales a la hora de valorar la geometría de tu bici perfecta

  1. Distancia entre ejes: la distancia entre el buje trasero y el delantero. A mayor longitud, mayor estabilidad pero peor manejo.
  2. Ángulo de dirección: es el ángulo que forma el plano horizontal con la posición de los tubos de dirección. Cuanto más recto sea este ángulo, menos control de la bici, menos estable, pero el giro será más rápido y en menos distancia.
  3. Ángulo de tubo de sillín: es el ángulo formado por el plano horizontal y el tubo del sillín, es decir, donde vas sentado. Cuanto más recto sea, más lejos estará tu peso de la rueda trasera. Teniendo en cuenta que la tracción depende de ese peso, menor tracción tendrá, y viceversa cuando el ángulo es menor y estás más cerca de la rueda trasera.
  4. Ángulo de la potencia: es el ángulo entre el plano horizontal y la potencia. Cuanto mayor sea el ángulo, más recto y cómodo irá el ciclista, pero menos aerodinámica y rendimiento tendrá. Es importante buscar el equilibrio perfecto para rodar con potencia sin dañar la espalda o el cuello.
  5. Tubo superior: su longitud estará determinada por la longitud de nuestro tren superior y nuestros brazos. Su tamaño determina que nuestra posición sea también más o menos cómoda, y que la distribución de pesos sea más equilibrada.

Medidas importantes en la geometría de tu bicicleta, pero que tu talla y anatomía ya predeterminan bastante:

  1. Tubo de sillín: desde el eje de pedalier hasta el inicio de la tija, viene bastante marcado en fábrica dependiendo de la talla de tu bici.
  2. Altura eje de pedalier: distancia desde el suelo al centro de tu plato. Igualmente, bastante marcado por la talla: a mayor altura, más inestable pero mejor manejo.
  3. Alcance: una recta desde el centro de tus platos hasta el inicio del manillar. Es una distancia secundaria, totalmente dependiente de la longitud del tubo superior y del ángulo del sillín.
  4. Altura del cuadro: desde el eje de pedalier hasta el inicio de la potencia.
  5. Longitud de potencia: de todas las medidas de la geometría de una bicicleta predeterminadas por la talla, es la más y más fácilmente cambiable. Es el tamaño de tu potencia, desde el eje hasta que engancha con el manillar.

Otras medidas muy valoradas para aquellos para los que la geometría de una bici se cuida hasta el último detalle son la longitud de vainas o la del tubo de dirección. Sólo los muy expertos son capaces de notar diferencias de apenas centímetros y su repercusión en la tracción delantera de la bici, o el envío de potencia a las coronas durante la pedalada.

En resumen, valora tomar las medidas a tu bici, compartirlas con otras medidas de bicicletas que pruebes y así ir acotando la geometría de tu mountain bike o de tu bici perfecta. A la hora de elegir una nueva bicicleta, sabrás de antemano cuáles te irán mejor y con cuáles te sentirás más cómo y tu rendimiento será mayor.