¿Correrá Mathieu Van der Poel el Giro de Italia?

Carretera 24 feb. 2022 12:02 Ivan F.

Ahora mismo, la temporada de uno de los grandes ciclistas del pelotón internacional está envuelta en el más absoluto misterio. Y claro, eso da mucho lugar a la especulación. Por ejemplo, algunas informaciones apuntan a que Mathieu Van der Poel podría correr el próximo Giro de Italia. Al menos, si se recupera de sus lesiones a tiempo de estar en la salida de Budapest el próximo 6 de mayo. Algo que supondría un importante cambio de planes respecto a los objetivos que todos esperábamos que tuviera el holandés este año, con las clásicas, el Tour de Francia y el Mundial de Ruta, además de un posible paso por el Mundial MTB en agosto.

Mathieu Van der Poel Tour de Francia

¿Por qué podría Van der Poel correr el Giro?

Todo proviene de un artículo publicado en los últimos días por el diario italiano La Gazzetta dello Sport, y firmado por su especialista en ciclismo, Ciro Scognamiglio, en el que se dice que el entorno de Van der Poel tendría "un plan secreto" para que dispute la 'corsa rosa'. El propio periodista advierte que todavía hay que poner la cosa "en condicional", pues su equipo, el Alpecin-Fenix, ni confirma ni desmiente.

Y, desde luego, a día de hoy todo depende de cómo evolucione su recuperación, algo sobre lo que, a día de hoy, hay bastante hermetismo. "No podemos decir nada concreto sobre su vuelta a la competición", subrayaba el manager de la escuadra, Christoph Roodhooft, desde el UAE Tour, donde uno de sus corredores, Jasper Philipsen, conseguía la victoria el domingo. Gracias a las redes sociales sabemos que la estrella holandesa ha vuelto a rodar sobre la bici, pero el propio Roodhooft ha asegurado que hasta el momento se ha tratado de salidas muy tranquilas como parte de su proceso de rehabilitación, y que no suponen un verdadero entrenamiento para un profesional.

Lo que ya está totalmente descartado, por tanto, es que pueda defender título en Strade Bianche la semana que viene, y también parece muy poco probable que pueda presentarse con alguna aspiración en la Milán-Sanremo en menos de un mes, el 19 de marzo. Queda por ver si llegará a tiempo para disputar el resto de clásicas de primavera, que se concentran en el mes de abril, pero incluso esto parece improbable a estas alturas.

Si todo esto es así, tendría sentido que probara con el Giro de Italia, por dos razones: para no dar por perdida toda la primera parte de la temporada, y también para preparar el Tour, añadiendo kilómetros de competición a las piernas. De darse el caso, sería su primera participación en esta carrera, y constituiría solo su segunda gran vuelta, después del Tour de Francia 2021. Allí, además, abandonó para preparar los Juegos Olímpicos después de triunfar en la segunda etapa y llevar el amarillo una semana. Así que esta podría ser su oportunidad de concluir una prueba de 3 semanas.

Mathieu Van der Poel con el maillot amarillo

Motivos para el sí y motivos para el no

Lo cierto es que el artículo de la Gazzetta podría ser un caso más de profecía autocumplida que de verdaderas filtraciones. Hay que recordar que el grupo RCS, dueño del periódico deportivo, es también el organizador del Giro de Italia, y esta podría ser una forma de presionar a una de las grandes estrellas mundiales para que tomara la salida. El director de la ronda italiana, Mauro Vegni, ya intentó retar a Tadej Pogacar para que intentara el doblete Giro-Tour; un guante que el esloveno no recogió, sino que ha preferido optar por un Tour-Vuelta.

Por otra parte, seguro que los patrocinadores de Mathieu Van der Poel estarían encantados de que participase en esta carrera. El principal sponsor del equipo, el champú Alpecin, también lo es desde hace varios años del Giro. Y el segundo, Fenix, es una casa italiana de materiales para diseño de interiores. Además, el recorrido se adapta a sus características, pues la primera etapa acaba en un repecho de 5 km al 5% de pendiente. De estar presente, sería uno de los grandes favoritos para enfundarse la 'maglia rosa'. Pero, ¿sería aconsejable desde el punto de vista médico someterle a la presión de correr dos grandes nada más regresar de unas lesiones muy serias que han requerido un reposo absoluto de más de un mes?

 Van der Poel ciclocross

El laberinto de lesiones de Van der Poel

El calvario de Van der Poel empezó con la dura caída que sufrió en la prueba XCO de los Juegos Olímpicos de Tokio, en julio del año pasado, y que le provocó una retrolistesis; es decir, un deslizamiento hacia atrás de una de las vértebras sobre el resto, que causa dolor en las piernas y la espalda. Después, renunció al Mundial MTB de Val di Sole por sus molestias, y tuvo una actuación muy discreta en el de Ruta. Llegó, eso sí, a terminar tercero en una épica París-Roubaix, pero después todo se complicó aun más.

Sufrió una lesión en la rodilla entrenando, que le obligó a posponer su debut en ciclocross. Cuando por fin pudo 'echarse al barro', apenas pudo disputar dos pruebas antes de que los dolores le obligaran a parar. Desde ese 27 de diciembre, no se le ha vuelto a ver en competición, pero sí se ha sometido a una intervención quirúrgica en la rodilla. Ahora, se especula con que volvamos a verle en mayo en Hungría (donde este año empieza el Giro) e Italia. Pero habrá que ver cómo está físicamente antes de soñar con verle de rosa.

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!