Avanzan las negociaciones sobre la prohibición del mountain bike en Madrid

El borrador del Plan de Regulación y Uso General del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y sus aledaños cayó como una bomba entre los practicantes habituales de mountain bike en la Comunidad de Madrid. En él se plantea la prohibición de circulación a  ciclistas excepto los que transiten caminos de más de tres metros de ancho, lo que a efectos prácticos supone eliminar la práctica de este deporte en la sierra madrileña.

La indignación entre los miles de amantes del mountain bike en la capital del estado no se hizo esperar, y ha desembocado recientemente en una reunión entre representantes de los bikers, personificada por miembros de la International Mountain Bicycling Association (IMBA), de la industria, en personal de su patronal (AMBE) y Diego Sanjuanbenito, Director General de Medio Ambiente y máximo responsable del Parque Nacional de Guadarrama.

Prohibición

La alternativa de IMBA y AMBE a la prohibición

En la citada reunión se trataron los puntos más espinosos de la cuestión. Mientras Sanjuanbenito matizó que todavía se está trabajando en el borrador, y que no será hasta el mes de abril cuando se presente definitivamente, los representantes de los ciclistas expusieron la prohibición de facto que supondría aplicar las medidas anteriormente citadas.

Relacionado:  Mountain Bike vs. Fútbol VÍDEO

Además, pusieron encima de la mesa una alternativa a la prohibición: definir una serie de caminos y senderos ciclables, indiferentemente de si alcanzan o no los tres metros de anchura, siempre priorizando la convivencia con el resto de usuarios del parque y la correcta conservación del mismo.

El Director General acogió la propuesta con muy buenos ojos, tanto que los representantes de IMBA y AMBE salieron de allí convencidos de que el borrador plasmará esa red de senderos por los que los bikers podrán seguir disfrutando del ciclismo en Guadarrama.

Prohibición

El pedaleo asistido, la segunda cuestión

Todavía más satisfactoria fue la resolución de la segunda cuestión espinosa, el uso de las bicicletas de pedaleo asistido -aquellas que solo pueden alcanzar los 25 km/hora y cuyo motor se pone en marcha al pedalear-. En el borrador eran tratadas igual que cualquier bicicleta eléctrica de potencia mucho más elevada, sin tener en cuenta que la regulación actual considera a las primeras mountain bikes convencionales a todos los efectos y que, por tanto, donde puede circular una debe poder circular otra.

Relacionado:  ¿Esto es una mtb? La Juggernaut parece de todo menos una bici

Los representantes políticos presentes en la reunión comprendieron la diferencia y se comprometieron a adaptar el borrador del Plan de Regulación y Uso General del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama teniéndolo en cuenta.

Prohibición

La reunión, por tanto, puede considerarse muy positiva para los intereses de los bikers, y permite ser moderadamente optimistas respecto a la prohibición del montón bike en Madrid.

Murcia, 1990. Periodista.