5 consejos para perder peso pedaleando

Berto Gallego - 2016-04-30 17:00:00

La gran obsesión para muchos conforme se van acercando los meses de verano es perder peso. La playa y las altas temperaturas nos hacen despojarnos de la ropa, por lo que a la permanente necesidad de mantenerse en nuestro peso por cuestiones de salud, se una la de mostrar un cuerpo en un estado físico óptimo. Así, la bicicleta se convierte en uno de nuestros mejores aliados para conseguir los objetivos marcados y llegado el momento, poder lucir cuerpo en la arena.

fruta dieta ciclista

Pero necesitaremos algo más que ejercicio para perder peso, o al menos para perder cantidades significativas. Una dieta equilibrada, que elimine casi en su totalidad los azúcares, las grasas y los productos fritos en favor de frutas, verduras, hortalizas será necesaria para ir viendo resultados. Sin embargo, tened siempre en cuenta que es necesario ponerse en manos de profesionales para llevar a cabo dietas de adelgazamiento, ya que hay encontrar el punto exacto que nos dé un aporte energético considerable, el necesario para llevar a cabo los esfuerzos sobre la bici, manteniéndose dentro de los límites del adelgazamiento y sin incurrir en ningún déficit nutricional.

Consejos para perder peso sobre la bici

Siempre debemos tener paciencia al iniciar una empresa de este tipo. Perder peso es una carrera de fondo, para la que debemos estar concienciados y preparados para aguantar malos momentos. Tratar de perder peso en muy poco tiempo, además de que en una gran mayoría de los casos acabará en un atracón al mantenerse constantemente mal alimentado, es contraproducente por el llamado efecto rebote. Ese peso perdido en poco tiempo se recupera con mucha más facilidad que el perdido de manera constante y prolongada.

Hay que prestar atención a los hidratos de carbono. Son vitales en una dieta,  más si esta incluye ejercicio habitual, por su aporte energético. Pero es importante tener en cuenta que lo más beneficioso para perder peso es incluir la mayoría de los hidratos a consumir en el día en la primera comida, el desayuno, y en menor medida en la comida y el almuerzo. Lo recomendable es que tanto la merienda como la cena carezcan de ellos.

Nuestro cuerpo es inteligente, por lo que debemos contar con el para perder peso. Si eliminamos comidas, por ejemplo haciendo solo dos o tres en el día, nuestro cuerpo acumulará reservas para ese tiempo que transcurre entre una y otra. Lo ideal es hacer cinco al día -desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena- pero muy controladas.

cicilsta agua

Agua. Mucha gente tiende a beber poca agua durante el entrenamiento, y a ponerse ropa que le haga sudar especialmente, pero esto no es en absoluto recomendable. Debemos mantenernos bien hidratados, pero además están comprobados los múltiples beneficios del agua para perder peso. Acelera nuestro metabolismo, ayuda al hígado a quemar grasas más eficientemente y aumenta la sensación de estar saciado.  Date alguna alegría. Intenta ser estricto, pero que perder peso no te suponga un gran esfuerzo o acabarás cayendo. Un día a la semana -a medio día- permítete comer lo que te apetezca y compénsalo con una cena más suave de lo habitual.