¿Cómo se prepara un atleta para los Juegos Olímpicos?

¿Cómo se prepara un atleta para los Juegos Olímpicos?

Mountain Bike 25 jul. 2021 14:07 Redacción

Cuando un deportista decide prepararse para unos Juegos Olímpicos se pone en marcha una planificación a 4 años vista en la que cada entrenamiento busca que el deportista llegue con su mejor estado de forma posible a la fecha señalada.

El ciclo olímpico

El Ciclo Olímpico, es un período de cuatro años consecutivos que transcurre entre Olimpíada y Olimpíada. Este es tomado como referencia por los entrenadores para la planificación del entrenamiento de los deportistas que tienen la aspiración de participar en unos Juegos Olímpicos. Los entrenadores planifican con ese objetivo prioritario, pero antes los atletas deben pasar por torneos de clasificación y preparación.

La periodización de un ciclo olímpico no consiste en un solo ciclo en el que durante 4 años se va aumentando el rendimiento del atleta. Sino un conjunto de ciclos estructurados con lógica, de manera que, con la consecución de los objetivos marcados para cada ciclo, el deportista pueda conseguir llegar con su máximo rendimiento al objetivo Olímpico.

Para ello, entrenador y deportista determinan objetivos deportivos y de rendimiento a corto, medio y largo plazo. Por ejemplo, marcas que debería conseguir o valores de rendimiento físico de las capacidades condicionales del éxito en la especialidad.

Tras la decisión de dichas metas intermedias, el entrenador desarrolla la estrategia a seguir adaptada al calendario competitivo, teniendo en cuenta qué eventos son clasificatorios para la cita olímpica. Estableciendo así, diferentes categorías en función a la importancia de las competiciones.

La puesta a punto para los JJOO

Los últimos meses antes de los Juegos Olímpicos son vitales para el deportista, el ellos el atleta busca adaptarse al máximo las condiciones que se encontrará el día de la competición.

Cambios de horario, mayor humedad, temperatura elevada, altitud, son factores que pueden echar por alto 4 años de duros entrenamientos. Por ello, uno de los objetivos principales debe ser entrenar igual que se va a competir.

Las últimas 2,3, incluso 4 semanas, los deportistas comienzan a bajar de forma progresiva su volumen de entrenamiento habitual. Buscando así, eliminar al máximo la fatiga y conseguir una mejora extra del rendimiento de cara al día de la competición. Sin embargo, la intensidad de los entrenamientos no decae, y siguen sacando series a mucha velocidad hasta días antes de la gran cita. Eso sí, el volumen de series, si llega a reducirse incluso a la mitad.

Carlos Coloma, un ejemplo de cómo preparar unos Juegos

El medallista en los Juegos Olímpicos de Río 2016, centró todos sus esfuerzos en llegar en su mejor momento a la competición señalada, pudiendo conseguir así un logro que sólo él veía posible.

Sin haber destacado en la Copa del Mundo de ese mismo año, Carlos llegó a los Juegos y consiguió una tercera plaza con sabor a oro.

El ciclista logroñés preparó a conciencia esta prueba replicando en su casa el circuito que se encontraría el día de la competición en Río. Realizó sobre él decenas de entrenamientos, visualizando como iba en carrera adelantando y dando “palos”. Y creyó siempre en la posibilidad de medalla.

Para la prueba de mountain bike de los JJ.OO de Tokio, la adaptación será una vez más clave y ya hemos oído a Tom Pidcock afirmar que lleva semanas replicando las condiciones de calor y humedad en sus entrenamientos. 

Artículo escrito por Pablo RAL, graduado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, Máster en alto rendimiento de deportes cíclicos y entrenador especializado en deportes de resistencia.

buscando

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!