Fruta deshidratada, una buena alternativa a las barritas energéticas

Berto Gallego - 2018-04-24 16:00:00 - Nutrición

Cada vez más, la fruta está integrada como una parte vital de nuestra alimentación diaria. No solo por sus múltiples beneficios para la salud, también desde el punto de vista de un deportista porque nos proporciona, sin grasas y con un escaso contenido de colesterol, vitaminas y minerales fácilmente asimilables. Así se ha convertido en parte fundamental de la nutrición de cualquier ciclista. La fruta deshidratada no deja de ser un alimento totalmente natural, sin tratamientos, que simplemente está medida su cantidad para aportarnos en cada dosis la cantidad de azúcar, vitaminas y minerales que necesitamos. Lo mejor es probar entre la amplia variedad de productos hasta dar con el que mejor rendimiento nos proporcione, ya que puede cambiar entre una y otra persona.

fruta deshidratada

La fruta deshidratada, una alidada del ciclista

Como decimos, la fruta deshidratada conserva todas las propiedades de la fruta natural, solo es sometida a un proceso de secado natural, sin procesos artificiales de por medio que mermen su aporte. Las vitaminas y minerales que nos aportan siguen intactos, así como los elementos antioxidantes y sus probados beneficios para el sistema digestivo y circulatorio.

Fruta deshidratada

La manzana, la fruta y la piña suelen ser las frutas deshidratadas más demandadas por los ciclistas, debido a la facilidad para ingerirlas sobre la marcha y, también, a que son una importante fuente energética en contraposición a otras frutas. Durante el ejercicio la opción más lógica es tomarlos solos, como un snack, sin embargo son perfectamente aptos para ser consumidos en sustitución de cualquier cereal, en un tazón con leche, yogur o batido.

Beneficios de la fruta deshidratada

Energética

Una ración de fruta deshidratada -50 gramos- aporta a nuestro organismo unas 60 Kcal. Son, por lo tanto, un alimento fantástico para cargarnos de energía antes de una salida en bicicleta, o para recuperar las fuerzas a la vuelta. Las uvas y los higos secos son las más adecuadas para este propísito. 

Nutrientes

Contienen potasio, hierro, calcio, magnesio y múltiples vitaminas. Pocos alimentos son tan ricos y diversos en nutrientes como la fruta deshidratada, otro de sus beneficios más evidentes. 

Saciante

Su elevada cantidad de fibra hace de la fruta deshidratada un producto muy saciante, es decir, muy efectivo para quitar el apetito. Esto lo convierte en un snack entre horas fantástico, que nos aporta energía y nutrientes sin descuidar la salud. 

Laxante

De nuevo, la fibra. Si la fruta en estado natural ya es un alimento rico en fibra, la deshidratada contiene seis veces más. Su consumo habitual es, por lo tanto, un excelente laxante natural. 

Antioxidante

La fruta deshidratada también destaca por su riqueza en diversos elementos antioxidantes, así como en otros que favorecen nuestra salud cardiovascular. 

Apta para diabéticos

Una buena noticia para los ciclistas que sufran diabetes. La fruta deshidratada es un capricho dulce y efectivo como aporte energético que pueden permitirse. Eso sí, siempre con responsabilidad y sin abusar de él: al fin y al cabo contienen cierta cantidad de azúcar. 

La fruta natural es necesaria

Pese a lo relatado hasta ahora, no debemos confundirnos: la fruta deshidratada no es un sustituto de la fruta natural. Pese a que en el proceso de secado se conservan buena parte de los beneficios, cualquier organismo vivo se degrada y pierde propiedades desde que es arrancado del árbol. Así, lo ideal es respetar nuestro consumo habitual de frutas y verduras vivas -5 raciones al día- a la vez que se incorpora a la dieta la fruta deshidratada como un complemento. Consumirlo entre horas o como comida para hacer deporte son usos excelentes.   

Hoy en día puedes encontrar fruta deshidratada en cualquier supermercado, pero si te apetece intentar hacerlo tú mismo en casa aquí te dejamos un video que explica cómo hacerlo.

 

Se trata pues de una alternativa óptima a las barritas energéticas, probablemente más sana e igualmente apta para la práctica deportiva, cómoda en su uso y útil tras su consumo. La fruta deshidratada formará parte, si no lo hace ya, de la dieta habitual de cualquier ciclista.

Y tú, ¿has probado ya la fruta deshidratada? ¿Qué te parece su sabor? ¿Y su aporte energético? ¿Recomiendas su consumo a otros ciclistas una vez que la has catado? ¡Estamos deseando leer tu opinión en nuestras redes sociales!

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!