Los peores consejos que puede recibir un ciclista novato

Germán M. Porcel - 2019-01-01 16:00:00 - Entrenamiento

 

Analizamos algunos de los errores más comunes que suelen cometer los ciclistas menos experiementados.

No tengas sexo antes de las carreras ciclistas

En Brújula Bike ya analizamos esta cuestión en profundidad. El sexo y el ejercicio guardan relación, como cualquier aspecto físico, pero para nada de la forma en que tradicionalmente se ha visto al sexo, como forma de reducir la potencia física, la entrega durante el esfuerzo o ideas semejantes. El ciclista no se ve afectado negativamente si mantiene relaciones sexuales antes o después del ejercicio. Es más, el bienestar mental aporta muchísimo y si el sexo es capaz de ayudar a su estabilidad emocional y mental, será positivo, muy positivo de hecho. Puedes leer más sobre la relación del sexo y la bici en los ciclistas en nuestra entrada referida a ello.

peores-consejos-ciclistas-novatos

Bajar es fácil para el ciclista

Lo difícil es ascender, subir. Eso lo vas a escuchar a menudo si eres un ciclista que comienza. Te dirán que lo complicado es estar fuerte para tirar puerto arriba, reguero arriba. No es falso, de hecho, subir es muy exigente y si no estás en forma no vas a poder hacerlo. Pero esa afirmación tiene una pequeña trampa para los ciclistas: bajar es muy pero que muy complicado. Es la parte más técnica para el ciclista, la más exigente en cuanto a concentración. Normalmente, un ciclista novato que se pone muy en forma, pierde la rueda bajando y no subiendo. Subiendo, ese ciclista puede pegarse a rueda y mantener un ritmo exigente; pero en el descenso, si no ha entrenado técnicamente, lo van a dejar tirado. Un ciclista novel no sabe cosas tan básicas como meter peso en el eje trasero (normalmente, ante el miedo en una curva suelen apoyarse en los pedales, olvidando meter el peso a la tracción trasera para un mejor agarre), como distribuir los pesos, como acelerar en el eje de la curva, como plegar y aprovechar los peraltes. Y sobre todo, a un ciclista que comienza le cuesta muchísimo leer bien el terreno: si es carretera, no sabe leer el ángulo de la curva y su verdadero peligro; si es mountain bike, no sabe ver la entrada y la salida de la curva y distinguir en milésimas de segunda la mejor opción para tomar ese viraje. No lo olvides: subir es más forma física que técnica; bajar es más técnica que forma física.

peores-consejos-ciclistas-novatos

No hay que respetar las señales de circulación

Craso error. Un ciclista debe respetar siempre las señales de circulación. Un semáforo en rojo que te saltas significa un riesgo tremendo de sufrir un accidente, un accidente en el que además el ciclista tendrá la peor parte con total seguridad. Nunca lo olvides: cualquier ciclista debe respetar cualquier señal de circulación. Siempre, sin excepción.

El casco no es necesario para un ciclista

Otra falsa afirmación. El casco es imprescindible. Puede salvarte la vida, no lo olvides. De hecho, es el único elemento de seguridad activa que porta el ciclista. El caso te protege en el momento preciso y la tecnología y calidad con las que ya los fabrican, te aportan unos niveles de seguridad muy altos. Y jamás deberías escatimar en seguridad.

peores-consejos-ciclistas-novatos

No comer te hace ir más rápido

Totalmente falso. Un ciclista está quemando calorías constantemente y a una velocidad alta. Si no ingiere, no anda. Si no come, no le van a responder las piernas antes o después. De hecho, cada hora necesitarías ingerir algo, en función de la ruta que vayas haciendo y, sobre todo, de lo que te queda de ruta. El ciclista debe planificar bien sus paradas, sus ingestas. Es como el mito del chubasquero: si pretendes quemar y no recuperar, tu cuerpo te va a responder de forma brutal antes o después. Come sano, eso sí, pero aliméntate en proporción a tu ejercicio.

Pégate a rueda de un mejor ciclista

Tiene una parte de cierto: un buen compañero puede ayudarte muchísimo si estás empezando como ciclista. Pero ten cuidado: no seguir tu ritmo te hace explotar. Se llama de muchas formas: explotar, reventar, desfondar. El caso es que si sigues un ritmo que no es el tuyo, será algo meramente circunstancial. Algunos kilómetros más adelante va a aparecerte el monstruo de la pájara, el tío del mazo, y te va a destrozar. Es cierto que algo así solo se aprende cuando te ocurre en tu propia piel, y te das cuenta del error que cometiste. Ahí entiendes que es mejor ir a tu ritmo y dejar ir al que va más rápido, y mantener la constancia con el objetivo de recuperar esa diferencia poco a poco.

Estos son algunos consejos para los ciclistas novatos. Hay muchos más, que iremos apuntando en sucesivas entradas, pero con estos seguro que puedes mejorar, que de eso se trata: ser mejor ciclista solo con leernos.