Probamos la PANOT e-bike, una bici pensada para conquistar la ciudad

Ciclismo Urbano 3 dic. 2021 13:12 David R.

Hace solo unos meses, PANOT Mobility veía la luz y presentaba su primera e-bike urbana. Esta empresa, con sede en Barcelona, nace con la intención de fomentar el transporte saludable y eficiente en las ciudades y para lograrlo acaba de presentar su primer producto, una e-Bike compacta con muchas facilidades de adquisición y pensada para moverse en entornos urbanos e interurbanos.

Hemos tenido la oportunidad de pasar unas semanas con una de estas Panot, usándola para realizar los desplazamientos más frecuentes de nuestro día a día. A continuación, os contamos más sobre esta recién llegada e-bike.

Diseño práctico y funcional: el primer compromiso de PANOT con la movilidad

La Panot se ha diseñado y desarrollado en Barcelona y fabricado en Portugal basándose en tres pilares fundamentales: diseño, fiabilidad y funcionalidad.

En su diseño, se han tenido en cuenta las actuales tendencias y la aplicación de última tecnología para buscar el equilibrio entre estilo y utilidad en pos de garantizar la mejor experiencia del usuario.

El cuadro está fabricado en aluminio AL 6061-T6 para ruedas de 20”. Una aleación usada con frecuencia en bicicletas que no se decantan por la fibra de carbono, ya que permite buenas soldaduras y resistencia a la corrosión. Además, se ha optado por un cuadro rígido, dejando casi de lado la opción de bici plegable y decimos casi de lado, porque parte de sus componentes si se pliegan. Unos pedales plegables y una potencia con cierre de palometa permiten doblar el manillar en solo unos segundos, haciendo posible disminuir su anchura para que ocupe el menor espacio posible ya sea en casa, el trastero o el parking del lugar de trabajo. Por otro lado, que el cuadro sea rígido le proporciona una mejor transmisión de las fuerzas del pedaleo en comparación con uno plegable.

En la parte delantera de la Panot también se encuentran diferencias respecto al resto. A pesar de usar ruedas de 20”, han optado por fabricar una horquilla más alta de lo necesario para este tamaño. El fin de esto es conseguir un equilibrio entre longitud de horquilla, pipa de dirección y potencia, además de arañar unos gramos al peso del cuadro.

En el triángulo trasero encontramos una característica que, por lo general, no es frecuente ver en bicicletas. Se trata de una vaina colapsable mediante tornillos, esta funcionalidad es la que permite instalar en la Panot una transmisión por correa dentada, un componente destacable sobre todo en una bicicleta urbana como veremos más adelante.

Adaptada para todos los usuarios

En cuanto al tamaño del cuadro, en Panot Mobility aseguran que, tras realizar diversos estudios de ergonomía, modificando altura del sillín y de la potencia, es posible adaptar la bicicleta a personas desde menos de 1,60 hasta de más de 1,90 con una única talla, un amplio rango con el cubrir al mayor número de usuarios.

En la PANOT se pliegan manillar y pedales para ocupar el mínimo espacio

Aunque para algunos usuarios puede no ser determinante a la hora de decantarse por una de estas e-bike, la geometría del cuadro es un factor importante en el comportamiento de la bicicleta. Se ha prestado atención en mantener un equilibrio entre disfrutar de una posición cómoda y la posibilidad de practicar una conducción más dinámica en medio del tráfico.

El corazón de la Panot

Para el apartado eléctrico se ha confiado en el motor Shimano DU-E5000 por su fiabilidad y garantía. La elección de este motor atiende a dos motivos. El primero es que se trata del motor más ligero que el fabricante japonés tiene en su catálogo, solo 2,5 kg de peso. El segundo es su funcionamiento, ya que al ser una bicicleta destinada al uso diario se requiere de unas buenas prestaciones y una entrega de par lo más progresiva posible para que la ayuda al pedaleo sea natural sin echar en falta un extra de potencia.

En el tubo diagonal se encuentra la batería extraíble de Shimano de 418 Wh. Esta se puede cargar colocada en la bicicleta y cuenta con un cierre con llave que nos permite quitarla para evitar robos o llevarla a casa para cargarla.

Para gestionar la ayuda que nos proporciona el motor consta de un controlador con display situado junto al puño izquierdo. En él es posible seleccionar entre los 3 modos de asistencia disponibles, además de tener controlado en todo momento el numero kilómetros restantes que nos queda de autonomía. También nos indica velocidad, kms del recorrido, contador total de kms y nivel de batería.

Componentes sencillos y a prueba de fallos

Siguiendo con la fiabilidad y funcionalidad, en Panot se han preocupado por elegir unos componentes que garanticen al usuario un uso sencillo y que permita olvidarse de averías y mantenimiento.

Para ello se ha elegido una transmisión por correa del fabricante Gates, que según nos cuentan permitirá al usuario olvidarse del mantenimiento y sobre todo eliminar del mecanismo los aceites, ceras o grasas que pueden acabar ensuciando.

Para el cambio trasero se ha empleado un buje inter-5E de Shimano que incorpora en su interior el cambio Nexus de 5 velocidades. Además de protegerlo de los golpes, lo hace ideal para el uso con motores eléctricos, ya que permite realizar los cambio sin dejar de pedalear dando una sensación aun más natural del pedaleo.

Sus ruedas vienen equipadas con neumáticos CST de 2,25” de ancho que incluyen una banda antipinchazos, para evitar que tengamos que pararnos a realizar una reparación en medio de nuestro trayecto. A esto le sumamos unos frenos Tektro con discos de 160 mm en ambas ruedas con una potencia de frenado acorde al uso esperado de esta e-bike.

También cuenta con extras como son el portaequipaje situado en la parte trasera, capaz de cargar hasta 15 kg. El caballete lateral que nos permite aparcarla cómodamente y las luces conectadas directamente a la batería, las cuales podemos encender simplemente con pulsar un botón en el controlador del motor. Una solución pensada para no tener que andar cargando pilas. Además monta guardabarros tanto en rueda delantera como trasera.

Además, se ha instalado un sistema de localización GPS que nos ayudará a controlar en todo momento donde se encuentra nuestra Panot. Desde la aplicación móvil PowUnity, disponible para Andriod y Apple, tendremos registrada la bicicleta y podemos controlar cuando se mueve, visualizar los trayectos realizados, incluso avisarnos si está siendo robada.

El día a día con la Panot

Como os hemos dicho, hemos pasado algunas semanas usando la Panot para nuestros desplazamientos diarios más habituales.

En la primera toma de contacto, nada más subirnos podemos apreciar que al tratarse de una bicicleta urbana nuestra posición sobre ella es erguida, con lo que nuestro campo de visión es muy amplio, incluso permitiéndonos ver por encima de la mayoría de los coches. Es algo que a la hora de movernos entre el tráfico nos permite anticipar nuestros movimientos.

Sus dimensiones compactas y las ruedas de 20” nos ayudan a circular por la ciudad con mucha agilidad en situaciones de abundante circulación de vehículos. Nos hemos movido con facilidad, es rápida de dirección y tener el motor en posición central, que hace que el reparto de pesos sea más equilibrado en comparación con e-bike con el motor en el buje trasero, nos permite cambiar de dirección con rapidez y mucha naturalidad.

Contar con un cuadro rígido es un punto a su favor respecto a bicicletas plegables, ya que la fuerza de pedaleo se transmite de forma directa ofreciéndonos unas reacciones más vivas.

A la hora de sortear obstáculos le favorece tener un radio de giro pequeño. El manillar de 68 cm permite pasar entre los coches con facilidad. Sin embargo, el tamaño de ruedas resta comodidad cuando nos encontramos con un asfalto con imperfecciones o en calles adoquinadas como las que se pueden ver en el centro de muchas ciudades. No obstante, su centro de gravedad está centrado y bajo haciendo que estas imperfecciones no comprometan la estabilidad.

Hemos realizado varios desplazamientos interurbanos, ampliando la distancia recorrida. Aunque esté pensada para trayectos de entre 10 y 15 kms, hemos querido comprobar que tal se comporta en esta situación. Es evidente que este no es su punto fuerte aun así se defiende bastante bien, en parte gracias al motor eléctrico Shimano DU-E5000. Su funcionamiento suave y silencioso hace que llevemos un pedaleo agradable y natural, manteniendo un ritmo constante para convertir en más ameno los desplazamientos de mayor distancia.

El motor eléctrico se combina con una batería de 418 Wh que, gestionada con el display Shimano SC-E5000 nos permite regular la ayuda en 3 modos de asistencia. En cualquiera de las 3 posiciones encontramos una autonomía suficiente para realizar todos los desplazamientos que hemos realizado a lo largo de un día habitual. De hecho, con la batería cargada al 100% y la asistencia al mínimo, la autonomía estimada en el display supera los 100 kms. Tener esta estimación en pantalla es de gran ayuda para los más despistados.

La relación de 5 velocidades del cambio Nexus ha sido más que suficiente para los recorridos y desniveles que nos hemos encontrado tanto dentro como fuera de la ciudad. La transmisión por correa es agradable ya que, además de limpia, es silenciosa. Nos quedaría ver cómo se comporta con el paso del tiempo y los kms, incluso saber como le afectan las inclemencias del tiempo.

La Panot nos ha dado sensación de robustez para el ajetreo diario y no hemos echado en falta ningún accesorio extra. Sus luces no son de lo más potente, pero si son suficientes para movernos por la ciudad además de ser vistos por el resto de los vehículos. Los guardabarros que equipa son livianos y cumplen con su cometido, sin presentar molestos roces con los neumáticos ocasionados por el terreno.

Tener un tamaño compacto favorece a la hora de aparcarla, incluso al poder plegar algunos de sus componentes nos ha dado la opción de guardarla en casa sin ocupar un espacio excesivo.

Conclusión

La Panot se presenta como una alternativa para moverse por la ciudad de forma rápida y sostenible. Una bicicleta compacta que, sin llegar a ser plegable, consta de componentes que nos ayudan a reducir parte de su tamaño y así ocupar menos espacio a la hora de guardarla. Equipada con un ligero y silencioso motor Shimano. Además, cuenta con detalles pensados para facilitar el día a día del usuario y que este pueda disfrutar sus desplazamientos olvidándose de las averías y el mantenimiento. En resumen, una opción a tener muy en cuenta si nuestros recorridos diarios son urbano e interurbanos de pequeña y media distancia.

Esta Panot tiene un precio de 2.399€, con opción de financiarla en cuotas de 39,99€/mes. El precio incluye RACC Bici, asistencia mecánica, sanitaria y seguro de responsabilidad civil de hasta 50.000€. Unos complementos interesantes para el uso al que está destinado esta bicicleta.

Especificaciones y precio

  • CUADRO: Panot aluminio 20"
  • MOTOR: Shimano DU-E5000
  • BATERÍA: Shimano de 418 Wh
  • DISPLAY: Shimano SC-E5000
  • PLATO: Carbon Drive CDX
  • PIÑON: Carbon Drive 28t (GV-5220)
  • CORREA: Gates Carbon Drive
  • CAMBIO: Shimano Nexus 5-Speed
  • FRENOS: Tektro Hydraulic Disc
  • RUEDAS: 20”, 36 radios
  • CUBIERTAS: CST 20 x 2,25”
  • MANILLAR: Aluminio, ancho 680mm
  • TIJA SILLIN: Aluminio 31.6x400mm
  • SILLIN: Justek
  • LUCES: Busch Mullet
  • PRECIO: 2.399€

PANOT eBIKE

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!