Probamos y comparamos tres superdeportivos del MTB: Specialized Epic vs Scott Spark vs Cannondale Scalpel

Mountain Bike 26 ene. 2021 17:01 Redacción

En las últimas semanas hemos tenido la oportunidad de probar y comparar tres de las mejores mountain bikes XC de doble suspensión del mercado. Se trata de tres auténticos superdeportivos, si nos permitís el símil automovilístico, que ahora mismo lideran la tecnología de este deporte. Estamos ante la Specialized Epic S-Works, la Cannondale Scalpel Hi-MOD Ultimate y la Scott Spark RC 900 SL AXS y aquí os contamos qué las hace diferentes al resto.

Specialized Epic vs Cannondale Scalpel vs Scott Spark: una mirada directa al XCO actual

Para entender mejor el concepto actual de bicis de XC primero hay que echar un vistazo a los circuitos que se diseñan hoy en día tanto en la Copa del Mundo, en Mundiales o en los JJ.OO, pues son estas competiciones las que dirigen en cierta medida el desarrollo de los nuevos modelos. Hace años los circuitos eran muy naturales y, aunque siempre han tenido partes técnicas, primaba más la pura capacidad física del corredor.  Por entonces primaban las mountain bikes rígidas y superligeras.

Sin embargo hoy en día se hacen circuitos más artificiales y abundan las zonas técnicas y peligrosas, como los conocidos “Rock Gardens”. Las carreras son vertiginosas y cada vez pesa más la capacidad técnica del corredor. Es por ello que las bicis han evolucionado y han mejorado mucho sus capacidades cuando el terreno se inclina hacia abajo. Ya no se ven tanto esas bicis extremadamente ligeras sino que se le da mucha importancia a la fiabilidad y prestaciones tanto en subidas como en descensos. Por supuesto la ligereza sigue siendo una de las cualidades más valoradas, y estas bicis son clara muestra de ello, pero ofrecen mucho más.

Ahora sí vamos a analizar cada uno de estos supermodelos e intentar averiguar por qué son únicos.

Specialized Epic S-Works

La Epic estrena versión en 2021. Con un cambio geométrico muy pronunciado que lleva su ángulo de dirección hasta los 67,5º (el más lanzado de las tres bicis comparadas), alarga también su reach y su distancia entre ejes, y baja unos milímetros su eje de pedalier.
Con estos cambios han conseguido un aplomo brutal a altas velocidades.

Por otro lado su gran ligereza (es la más ligera de las tres de esta comparativa) y la rigidez que consigue con su construcción en carbono Fact 12M le otorgan grandes capacidades escaladoras.

En cuanto al Brain, también ha sido rediseñado, consiguiendo una gran integración en el cuadro, de hecho parte de este se encuentra dentro de la vaina izquierda. Como ya comentamos en el test específico de este modelo, la transición de cerrado a abierto se ha suavizado mucho, reduciéndose ese primer impacto que se notaba al abrirse el sistema.

En el tren delantero monta la nueva Rock Shox Sid SL Ultimate con sistema Brain en su interior. Esta nueva Sid ha ganado muchísimo en suavidad y, a pesar de que el Brain en las horquillas no es del agrado de todo el mundo, tenemos que decir que nos ha convencido su buen funcionamiento. Además al tener la regulación en su parte superior podemos variar en marcha la sensibilidad.

Otro detalle destacable son sus nuevas ruedas Roval Control SL, que estrenan llanta con 29mm de ancho interno. Estas llantas combinadas con los neumáticos Fast Track 2,3” otorgan un balón realmente grande que aporta una comodidad de marcha muy buena.

La principal característica diferenciadora de la Specialized Epic S-Works es la ausencia de mandos de bloqueos, confiando en la gestión autónoma de su sistema Brain. En esta bici tan solo hay que preocuparse de dar pedales y cuando vengan los obstáculos dejar que las suspensiones actúen por sí solas.

Como desventaja con respecto a sus rivales en la comparativa podemos decir que no tiene la misma sensibilidad y confort ante pequeños obstáculos que las otras cuando están totalmente desbloqueadas.

Cannondale Scalpel Hi-Mod Ultimate

La Scalpel ha sido una de las mountain bikes que mayor renovación ha sufrido en 2021 gracias a su innovador sistema FlexPivot. Su geometría tiende también hacia la polivalencia, con un ángulo de dirección de 68º, que en este caso se ve acompañado de una horquilla con un avance mayor de lo habitual con sus 55mm. Esto hace que la dirección conserve una agilidad propia de una bici XC a pesar de su rueda delantera tan adelantada. A este concepto Cannondale lo denomina OutFront Steering Geometry.

En el basculante trasero se vuelve a confiar en la flexión del carbono como ya se hizo desde el nacimiento del modelo Scalpel, pero esta vez se busca esta flexión en la parte trasera de las vainas, donde iría una articulación Horst Link. Ahora las vainas se transforman en una pletina plana de fibra de carbono que permite cierto movimiento vertical. Es el denominado FlexPivot, y gracias a él se consigue aligerar peso, dotarlo de mayor rigidez lateral y simplificar el sistema librándolo de mantenimiento.

Como no podía ser de otra forma, el cuadro viene acompañado de la legendaria horquilla Lefty, en este caso la nueva Lefty 8 con su profunda renovación, siendo ahora de pletina simple y tubo de dirección tapered compatible con la mayoría de los cuadros del mercado.
Esta horquilla tiene un funcionamiento exquisito y en contra de lo que puede parecer visualmente, tiene una rigidez más que notable.

El montaje de la Cannondale Scalpel HI-MOD Ultimate es una maravilla. Confiando parte de los componentes a la marca Enve, que aporta manillar, tija y llantas M525.

Cuando nos ponemos en marcha sobre la Scalpel, por un lado notamos una gran comodidad en cuanto a la postura que adoptamos sobre la bici, pero se nota que las suspensiones están diseñadas no tanto para el confort sino para obtener la máxima eficiencia. Estas ofrecen un tacto progresivo y con el sag recomendado se sienten bastante firmes.

Un detalle a tener en cuenta también respecto a las suspensiones es que el mando que actúa sobre ambas solo tiene dos posiciones, abierto o totalmente bloqueado. Los usuarios que le vayan a dar un uso más recreacional o incluso corredores de maratón podrían echar de menos una posición intermedia.

Scott Spark RC 900 SL AXS

El tercer modelo de esta comparativa tiene un cuadro con varias temporadas de éxitos en competición a sus espaldas. Cuando el modelo Spark fue renovado en el 2016 ya fue un adelantado a su tiempo con una geometría que buscaba el aplomo y seguridad necesarias para los circuitos que se estaban implantando en la Copa del Mundo.

El cuadro Spark con sus fibras HMX SL y detalles como la bieleta de carbono es el más ligero de los tres con sus 1799g amortiguador incluido. Pero en esta bici no han priorizado la ligereza por encima de todo, y prueba de ello es la horquilla Fox 34 SC Float Factory. Horquilla con barras de 34mm, chasis muy robusto y recorrido de 110mm. El tacto y la suavidad de funcionamiento de esta horquilla es espectacular y creemos que merece la pena el sacrificio de unos gramos de peso.

Ambas suspensiones de la Spark, como muchos sabrán, se gobiernan con un solo mando, el afamado TwinLoc. Dicho mando consta de tres posiciones y combinado con el amortiguador Fox NUDE EVOL nos otorgan comportamientos muy diferentes. En la posición abierta tenemos unas suspensiones muy sensibles y realmente capaces cuando el terreno se complica, la posición cerrada es un bloqueo total, pero lo interesante del concepto está en la posición intermedia. En esta posición se cierra una de las dos cámaras positivas que tiene el amortiguador y pasamos a tener 70mm de recorrido en lugar de 100mm. Esto varía también la progresividad y con ello hace que tengamos algo menos de sag con lo que la geometría varia ligeramente, ganando eficiencia en el pedaleo. La posición intermedia ha sido la más utilizada en nuestras pruebas porque reduce en gran parte la interacción de la pedalada con la suspensión pero otorga una tracción excelente en subidas complicadas.

El equipamiento de la Scott Spark RC 900 SL AXS es espectacular, destacando el conjunto potencia-manillar Syncros Fraser IC SL carbon pero sobre todo sus llamativas y lujosas ruedas Syncros Silverton SL. Estas ruedas tienen la particularidad de estar fabricadas en una única pieza de carbono que conforma la llanta (con un ancho interno de 26mm), los radios y la parte externa de los bujes. El mecanismo de los bujes está fabricado por DT Swiss incluyendo rodamientos cerámicos y su conocido Ratchet System.

Transmisión Sram XX1 AXS, un secreto compartido

Nuestras tres protagonistas comparten tecnología eléctrica e inalámbrica, y lo hacen a lo grande, con lo máximo que ofrece Sram, el XX1 AXS. En el caso de la Epic se opta por el cassette 10/50, pero la Scalpel y la Spark optan por la nueva versión 10/52. El grupo funciona de maravilla, eso sí, al principio hay que adaptarse a la posición de los pulsadores que varían respecto a los mandos mecánicos.

La Epic y la Spark equipan sus bielas con el potenciómetro Quarq de serie, detalle que le da valor a la bici, aunque viendo los precios que manejan estas máquinas ya nos parece un mínimo exigible.

Sobre la báscula hay una ganadora que es la Epic, incluso siendo una talla L la que hemos probado ha sido más ligera que sus rivales con sus 9,60 kg. La Scalpel queda muy cerca con 9,64 kg. Y la Spark es algo menos ligera dando en la báscula 10,11 kg, que teniendo en cuenta su montaje con una horquilla con barras de 34 entre otras cosas, sigue siendo una cifra impresionante.

Sensaciones sobre el terreno ¿cómo se comportan tres de las mejores mountain bikes XCO dobles de la actualidad?

Tras unas cuantas semanas rondando con estas tres magníficas máquinas, lo primero que nos queda claro es que la evolución de los últimos años ha ido en la dirección correcta. Estas bicis han mejorado sus capacidades en todos los ámbitos, gracias a las nuevas geometrías y a la mejora tecnológica de sus componentes. Pero son bicis suficientemente distintas como para que cada usuario, según sus preferencias personales, tenga su favorita.

Comenzando por el concepto de suspensión, la Epic es claramente diferente. No tenemos que accionar ningún mando, la bici lo hace por nosotros. Eso aunque no lo parezca, supone una ventaja cuando vamos al límite de nuestras fuerzas y el terreno es cambiante. La desventaja es que no tenemos la misma sensibilidad ante pequeños impactos que las otras candidatas con sus suspensiones abiertas.

Entre la Scalpel y la Spark también hay diferencias. La Scalpel tiene dos posiciones, todo o nada. Esto cuando se trata de ir a 200 pulsaciones en un circuito de xc simplifica la tarea pero un usuario aficionado puede echar en falta una posición intermedia cuando rueda por pistas.

La Spark con su TwinLoc otorga al ciclista el control en cada momento y hay una diferencia notable en cada posición del mando, por lo que nos podemos adaptar muy bien al terreno y obtener comportamientos diferentes.

En cuanto a la tracción en subidas rotas la Scalpel y la Spark sacan algo de ventaja gracias a la sensibilidad de su trasera con su mando abierto. Y cuando se trata de bajar fuerte por zonas complicadas las tres aguantan el tipo con buena nota, aunque la Spark con su Fox 34, tremendamente rígida, y sus 110mm de recorrido delante da un plus de confianza.

A velocidades altas la Epic con su ángulo de 67,5º y su gran distancia entre ejes es la más estable de las tres.
En cambio en las zonas más reviradas y curvas donde es difícil entrar la Scalpel tiene una dirección más ágil gracias a su Outfront Steering Geometry, y también la Spark con una distancia entre ejes algo más contenida se desenvuelven con facilidad.

Un detalle que nos ha gustado mucho de la Epic son sus llantas de 29mm internos combinadas con cubiertas de 2,3”. Otorgan un balón muy generoso y nos ha gustado su comportamiento, sin que hayamos notado mayor lastre al rodar.
La Spark también tiene un buen balón en sus neumáticos. En cambio la Scalpel está más escasa en este sentido, teniendo también la llanta con menor anchura de las tres, aunque sus 25mm no están nada mal.

Conclusiones finales

Cada ciclista tiene sus preferencias y gustos, y al final estos son los que nos suelen llevar a elegir nuestra montura. Es cierto que estamos ante tres bicis con diferencias apreciables pero no tanto como para condicionar claramente nuestra elección.
Tratando de ser objetivos vamos a mostrar nuestras conclusiones.

La Scalpel destaca cuando el trazado se hace más técnico y complicado, sacando a relucir su agilidad y tracción. Cuanto más revirado sea un circuito y más pasos técnicos haya que afrontar más cualidades demuestra.
La Epic saca ventaja de su geometría a altas velocidades. Otorga un aplomo impresionante. Aunque su ligereza le otorga también gran agilidad y el Brain ha llegado a un nivel de funcionamiento muy bueno.
Y la Spark es una auténtica todoterreno. Se desenvuelve en todas las facetas con buena nota. Siendo además la que más confort de marcha nos ha brindado, por lo que para el aficionado sin pretensiones competitivas es una gran opción. Por contra, hay que valorar el hecho de que su cuadro solo admite un portabidón.

Después de estas semanas de pruebas sobre estas increíbles MTB nos queda muy claro que la evolución que han sufrido las bicis de XC en los últimos años no es solo cuestión de marketing. Realmente han mejorado su comportamiento y versatilidad. Hoy son bicis más cómodas y polivalentes sin haber perdido su carácter racing.

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!