Probamos la Cannondale SuperSix Evo Hi-Mod 2021 ¿la bici de carretera más ligera y rápida que existe?

Carretera 5 mar. 2021 17:03 David R.

La Cannondale SuperSix Evo Hi-Mod era una de las bicicletas de carretera más aclamadas por aficionados y profesionales, por eso cuando se renovó en 2020 muchos contuvieron la respiración hasta poder subirse a ella. Pero Cannondale de nuevo ha vuelto a dar en el clavo con una actualización en la suma todas las actuales tendencias sin perder personalidad. La propia marca define la Cannondale SuperSix Evo Hi-Mod 2021 como la bici de carretera más ligera y rápida que existe, y nosotros la hemos probado para ver si era cierto.

Un nuevo diseño para la Cannondale SuperSix EVO

Partiendo del concepto SuperSix y haciendo suya las bondades de sus hermanas SystemSix y Synapse, Cannondale desarrolló un cuadro de carbono BallisTec Hi-MOD que destaca por su sofisticada construcción basada en la combinación de fibras de alta resistencia y rigidez. Como resultado obtuvo la mayor ligereza y reactividad posibles sin dejar de lado la resistencia.

La idea era clara, mantener todo lo bueno e incorporar nuevas tendencias. Atrás quedan los tubos finos en forma de lágrima característicos de los modelos anteriores de la SuperSix para dar paso a unos perfiles más aerodinámicos con forma de D, con menor peso y rigidez similar que reducen la resistencia al viento en torno a un 30%.

A primera vista se aprecian unas líneas más actuales, en las que se combinan tubos más robustos y voluminosos en la parte delantera con unos más finos y estilizados en la zona de vainas y tirantes. Aquí se ve que toma referencias de sus hermanas, adoptando un tubo de dirección más ancho y alto que, pese a necesitar más material, consigue una forma más aerodinámica.

El incremento en el ancho de la parte frontal también es por la integración del cableado, los latiguillos de frenos y los cables del grupo Dura-Ace Di2 van enrutados por un canal, y para evitar que puedan llegar a retorcerse o pinzarse se limita el giro del manillar. A primera impresión, esta limitación parece excesiva, pero realmente te permite dar la vuelta fácilmente en cualquier carril y el movimiento de la dirección está bien articulado en todo su ángulo de acción. Este guiado completo de cables solo lo encontramos en los modelos que vienen equipados con grupos electrónicos, ya que para los grupos mecánicos tanto el cable del desviador delantero como el trasero entran al cuadro por la parte superior del tubo diagonal dejando solo los latiguillos de freno completamente ocultos. Esto según comenta el fabricante es para asegurar un funcionamiento suave de los grupos mecánicos.

El tubo horizontal se inclina levemente, incrementando el sloping y pasa de más grueso a más fino. En la parte trasera alberga oculto de forma muy discreta el cierre de la tija, que se actúa desde la parte inferior del tubo y funciona bien incluso con bajos pares de apriete.
Cuenta con un pedalier muy rígido, no nos podemos dejar engañar porque sea poco voluminoso, es realmente rígido.
El tren trasero cobra especial relevancia. Las vainas bajas y construidas para permitir cierta flexión son una parte esencial a la hora de filtrar irregularidades del terreno. Actúan a modo de microsuspensión aportando un extra de comodidad, algo que se agradece en las bicicletas de corte tan racing. Los tirantes son de línea baja, concepto adoptado de la SystemSix. El resultado de todo es un tren trasero muy compacto.

Otro cambio queda reflejado en la horquilla, con un perfil más plano, siguiendo con las líneas aerodinámicas del resto del cuadro. Incorpora la tecnología SAVE de absorción de vibraciones que, al igual que el tren trasero, filtran las pequeñas irregularidades del asfalto. Aquí también está presente el enrutamiento interno del latiguillo de freno y monta una pinza con anclaje flat mount.
Tanto cuadro como horquilla equipan los ejes Speed Release, de diseño propio y que combina las ventajas de rigidez de un eje pasante convencional y la rapidez de desmontaje de rueda de un cierre rápido tradicional, permitiendo cambios de rueda más rápidos y sencillos. A que quizás esté más orientado a la competición pero que no está de más si facilita la operativa.

Todo ello se traduce en el cuadro con frenos de discos más ligero jamás construido por la marca y no solo eso, se ha mejorado la aerodinámica hasta el punto de que es capaz de ahorrar 30 watios a una velocidad de 48,3 km/h con respecto a la versión anterior.

Cannondale ofrece al usuario la posibilidad de ver en la App View parte de las características de este cuadro, guiado del cableado, el ensamblaje, los manuales de mecánica… Solo es necesario descargar en el móvil la App gratuita y escanear el código hexagonal que se encuentra en el tubo superior del cuadro.

Componentes propios destinados a una mayor comodidad

Esta obra maestra se ha equipado con componentes propios de la marca, unos periféricos que se integran con el propio funcionamiento del cuadro para llevar más allá sus características aerodinámicas y su comodidad en orden de marcha.

Por un lado, el estilizado conjunto de manillar-potencia HollowGram SAVE con un perfil aplanado para reducir la resistencia al viento a la par que absorbe los impactos consiguiendo una mayor comodidad. A pesar de dirigirnos a él como un conjunto manillar-potencia, se trata de un diseño basado en dos piezas con posibilidad de intercambiarlas en función de las necesidades del ciclista, con diferentes medidas de manillar y diferentes longitudes de potencia. También se solventa la posibilidad de ajustar la inclinación llegando hasta los 8º, para los que busquen una posición más racing.

A través de este conjunto comienza la ocultación de todos los cables, se introducen por una apertura en la parte delantera de la potencia para llegar hasta el cuadro por el interior de unos espaciadores perfilados, todo para conseguir una mínima resistencia aerodinámica.
En lo que a confort se refiere destaca el empleo de la tija KNOT 27. Esta, combinada con el sistema SAVE presente en las vainas otorgan una flexibilidad aproximada de un 18% mejorando la calidad de rodadura. Algo que es de agradecer sobre todo en carreteras secundarias donde el asfalto se encuentra más deteriorado. Monta un sillín Prologo Dimension Nack NDR con railes de carbono.

Ruedas HollowGram, parte de su nueva personalidad

Cuando se busca mejorar en el terreno rodador una bicicleta escaladora, uno de los recursos usados es el montar un juego de ruedas de mayor perfil. En este caso se ha recurrido a unas llantas de carbono KNOT de perfil 45, acompañadas de unos bujes Formula.

El funcionamiento de las ruedas es sensacional, mejorando la aerodinámica al rodar a altas velocidades sin penalizar en exceso en puertos con grandes pendientes y comportándose de forma muy decente cuando sobre ellas incide el viento de forma lateral.

Estas llantas de perfil 45 mm le aportan parte de la nueva personalidad a la SuperSix Evo, mejorando uno de los puntos débiles del modelo anterior.

Gracias al cambio de montaje a frenos de discos ha posibilitado que puedan usarse neumáticos más anchos, en este caso monta unos Vittoria Corsa en ancho 25c, que si bien han ofrecido un rendimiento sobresaliente en el test, también cabría la posibilidad de montar neumáticos de 30c sin ningún problema al tener un generoso paso de rueda y que favorecería aún más la comodidad para el usuario.

En acción con la Cannondale SuperSix Evo Hi-Mod 2021

Hace unos meses probábamos su hermana eléctrica, la Cannondale SuperSix Evo Neo 1. En esta ocasión ha pasado por nuestras manos el modelo muscular, nada más y nada menos que el modelo más alto de gama, similar al usado por los corredores del equipo Cannondale-Education First.

Comenzamos realizando los pertinentes ajustes antes de salir a rodar. Tal como sale de la caja, el conjunto manillar y potencia HollowGram SAVE queda bastante más alto de lo que esperas, en parte por los espaciadores y también debido al cambio de geometría que sitúa el tubo de dirección más alto, pero este conjunto tiene un detalle que en otros modelos de manillares con potencia no encontramos y es que permite quitar espaciadores de abajo y colocar las anillas de siempre en la parte superior del tubo, para poder probar diferentes posiciones antes de cortar el tubo de la horquilla.

Una vez ajustadas las medidas salimos a rodar, en cuestión de segundos se puede notar su carácter orientado a la competición. Posición aerodinámica y un rodar suave que hace que la velocidad se vaya incrementando de manera vertiginosa. Con solo esto ya se ve la nueva personalidad, la mejora en el terreno llano con respecto al modelo anterior es abismal.

En nuestro caso es difícil cuantificar la cantidad, pero con ver a las velocidades que nos movemos es suficiente para saber que el trabajo realizado en este aspecto ha dado sus frutos. Al ponernos de pie sobre los pedales al llegar a cualquier pequeño repecho se siente la rigidez del conjunto, en especial la zona de pedalier, transmitiendo al tren trasero toda la fuerza de cada una de nuestras pedaladas y dejándonos mantener la velocidad.

En subidas largas y puertos de montaña sigue manteniendo su espíritu de bicicleta escaladora, ese que tanta fama ha dado a este modelo. Es cierto que la inclusión de los frenos de disco y las ruedas con perfil han hecho que gane unos gramos en la báscula, parándola en 7,35 kg.

Un peso muy competitivo en lo que a cuadros para frenos de disco se refiere, pero lejos de la anterior SuperSix. No obstante, su comportamiento en subidas es intachable. Su tubo vertical con 73,7º en el caso de la unidad de test, nos lleva a una posición algo retrasada, con lo que optamos por adelantar el sillín para ganar en transmisión de potencia, es una bici que invita a subir sentados.

Cuando las pendientes se acercan o adentran en las 2 cifras y toca levantarse del sillín para apretar, el incremento del sloping hace que se muestre ágil y nos deja bailar sobre la bicicleta para exprimirnos al máximo. La rigidez del tren trasero aportada por unos tirantes bajos y unas vainas más cortas de solo 408 mm favorece también que se mejoren los registros de subida.

A la hora de bajar, donde mejor se siente es en los descensos con curvas rápidas. La ancha y alta pipa de dirección con ángulo de 71,2º transmiten aplomo en todo momento, dando una seguridad que lleva a soltar frenos. En cambio, en zonas de curvas reviradas si se muestra algo más lenta de reacciones. Las apuradas de frenadas son menos “apuradas”, las pinzas y manetas Dura-Ace frenan de manera increíble permitiéndonos retrasar al máximo el momento de accionar la leva de freno.

En carreteras con asfaltos más deteriorados en los que abundan las irregularidades, carreteras secundarias y de montaña, es otro de los puntos en los que destaca. El sistema de absorción SAVE presente en horquilla, tren trasero, tija y manillar, además de los neumáticos de mayor grosor, hacen que se minimicen parte de esas irregularidades ganando en comodidad. Es un punto que se tiene en cuenta en la marca, ya que el aumento de confort hace que podamos dar lo mejor de nosotros mismos durante más tiempo.

De la transmisión poco se puede añadir. El grupo Dura-Ace Di2 cambia con una precisión sobresaliente y con un desarrollo 52-36T en los platos y 11-30T en el cassette se adapta a cualquier perfil de ruta que podamos encontrarnos. En este montaje hay que incluir las bielas HollowGram SiSL2 de aluminio. Solo echamos en falta que equipase un potenciómetro, una bicicleta de este nivel bien merece venir con uno de ellos de serie.

Para finalizar, al igual que en toda la gama media-alta, también está presente el sensor en la rueda delantera, desarrollado en colaboración con Garmin, que nos permite vincularlo con nuestro Smartphone para obtener información precisa de velocidad, tiempo, ruta y distancia. Hoy en día cualquier ciclista que se plantee la adquisición de este tipo de bicicletas es normal que tenga un ciclocomputador que pueda aportarle una mayor cantidad de datos, pero por otro lado tenemos la opción de registrar nuestra bicicleta para obtener recordatorios de mantenimiento, información sobre las suspensiones, etc. Nos permite grabar hasta 30 rutas o entrenamientos antes de que sea necesario sincronizarlo con la App.

Conclusiones

La Cannondale SuperSix EVO Hi-MOD Disc Dura-Ace Di2 ofrece un rediseño total de lo que fue el anterior modelo, una forma correcta de expresar lo que se trata evolucionar, mantener las bondades de su predecesora y añadirle toda la tecnología y desarrollo de sus hermanas para mejorar los puntos flacos y adaptarla a las nuevas tendencias de mercado.

Una bicicleta apta para cualquier público, desde los que quieren simplemente disfrutar de este deporte hasta los que están inmersos en el mundo de la competición.

Destaca por sus soluciones del más alto nivel en la parte estructural y dinámica. Ahora es más rápida en el llano gracias a las mejoras aerodinámicas. Mantiene sus buenos valores de rigidez con la utilización del carbono Hi-MOD y aunque sea unos gramos más pesada con el paso a los frenos de disco, bien los vale por la mejora en la frenada y fijación de las ruedas que hacen más palpable la tecnología SAVE dando unos valores de comodidad que invitan a pasar más tiempo sobre ella.

La integración de los componentes es sencillamente genial. El inteligente guiado de cables que proporciona un sencillo mantenimiento y suavidad de uso, además de ofrecer unas líneas limpias gracias a la ocultación de todos ellos. Cierto es que esto solo se consigue en los modelos equipados con cambio electrónicos, ya que para los grupos mecánicos los cables del cambio siguen otro enrutamiento para ofrecer un funcionamiento más suave.

En definitiva, unas características de reactividad, manejabilidad y comodidad que la hacen ser mucho más polivalente y rápida en todos los terrenos.

 

Especificaciones de la Cannondale SuperSix EVO Hi-MOD Disc Dura-Ace Di2 2021

  • Cuadro: BallisTec Hi-MOD Carbon, enrutado del cableado interno w/ Switchplate, 12x142 Speed Release thru-axle, SAVE, PF30a, flat mount disc,
  • Horquilla: BallisTec Hi-MOD Carbon, SAVE, integrated crown race, 12x100mm Speed Release thru-axle, flat mount disc, internal routing
  • Dirección: Integrada, 1-1/8" - 1-1/4" (44-54cm), 1-1/8" - 1-3/8" (56-62cm)
  • Buje delantero: Formula, 12x100
  • Buje trasero: Formula, 12x142
  • Aros: HollowGram 45 KNØT SL, Carbon, 20h front, 24h rear, 45mm deep, 21mm IW, tubeless ready
  • Radios: DT Swiss Aerolite, straight-pull
  • Cubiertas: Vittoria Corsa, 700 x 25c
  • Pedalier: Cannondale Alloy PressFit30
  • Cadena: Shimano Dura-Ace, 11-speed
  • Bielas: HollowGram SiSL2, BB30a, OPI SpideRing, 52/36
  • Desviador delantero: Shimano Dura-Ace Di2, braze-on
  • Cassette: Shimano Dura-Ace, 11-30, 11-speed
  • Desviador trasero: Shimano Dura-Ace Di2
  • Pulsadores: Shimano Dura-Ace Di2, 11-speed
  • Manetas: Shimano Dura-Ace
  • Pinzas: Shimano Dura Ace Di2 hydraulic disc, discos RT900 de 160/140mm
  • Grips: Cannondale Bar Tape, 3.5mm
  • Manillar: HollowGram SAVE SystemBar, Carbon, 8 deg. pitch adjust
  • Sillín: Prologo Dimension Nack NDR, railes de carbono
  • Tija: HollowGram 27 SL KNØT, Carbon, 2 bolt clamp, 330mm, 0mm offset (44-48cm), 15mm offset (51-62cm)
  • Potencia: HollowGram KNØT, Alloy w/ cable cover, -6°
  • Sensores de rueda: Cannondale Wheel Sensor
  • PRECIO: 11.199 €

Cannondale SuperSix

 

 

 

 

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!