Probamos la Cannondale Tesoro Neo X 2, una eBike para trekking y ciudad

Ciclismo Urbano 25 may. 2021 16:05 David R.

Para muchos la modalidad de trekking igual no es muy conocida, pero cada vez son más las que se ven por las calles y caminos de nuestro país y estamos seguros que será un tipo de bicicletas que muchos aficionados elijan a la hora de adquirir una bici urbana polivalente. En esta línea hemos podido probar la Cannondale Tesoro Neo X 2, una eBike perfecta tanto para las tareas y desplazamientos diarios como para colocarle las alforjas y pasar un fin de semana pedaleando.

Cannondale Tesoro Neo X 2: polivalencia, estética, confort y potencia 

 

La Cannondale Tesoro Neo X 2 es una bicicleta eléctrica de Trekking con suspensión delantera y ruedas de 29". Para los que no estén familiarizados con esta modalidad, se trata de hacer salidas en las que se pueden combinar todo tipo de terrenos, carreteras asfaltadas, pistas, etc y en las que el fin es disfrutar del entorno, crear una aventura sin importar el tiempo invertido en realizar el trayecto.

La Tesoro Neo X 2 está fabricada en una aleación de aluminio SmartForm C1 que le otorga rigidez y durabilidad, ideal para albergar el motor central Bosch Performance Line CX 250W y la batería extraíble Bosch de 625 Wh. El cableado interno deja pocos cables a la vista y ayuda a limpiar las líneas de una bici robusta y elegante.

El diseño del cuadro sigue unas líneas similares a las de una MTB rígida, con una geometría enfocada a llevar una conducción cómoda y segura. Su ángulo de dirección de 67º, muy propio de las tendencias actuales, unidos a la horquilla de suspensión de 100 mm SR Suntour XCM 34 hace que te animes a buscar pistas sin asfaltar. Su posición de pedaleo es cómoda y nos deja sentados bastante erguidos, lo que permite mejorar el campo de visión si, por ejemplo, tenemos que movernos entre coches. Sin olvidar la mejora de rendimiento en el pedaleo que supone tener un ángulo de tubo vertical de 74º.

También cabe la posibilidad de elegir la versión Remixte, en ella el tubo horizontal baja hasta terminar en la parte central del tubo vertical para así facilitar el subirse y bajarse de la bicicleta.

La posición del motor y la batería dejan el peso de la Cannondale Tesoro Neo X centrado haciendo que sea más fácil mover la bicicleta además de ganar en aplomo. Otra ventaja de tener esta configuración de pesos es a la hora de usar el portaequipaje, ya que si el motor se encontrase en el buje trasero el reparto quedaría más desplazado hacia el tren posterior.

Se mantiene el concepto Ai propio de Cannondale, quedando desplazada la transmisión para abrir el triángulo trasero y así obtener un amplio paso de rueda, consiguiendo también tener unas vainas más cortas para aumentar la agilidad.

Sus ruedas de 29”, montadas con llantas WTB y bujes Shimano MT400 son parte esencial dentro de su carácter polivalente. Van a facilitar rodar cómodo, a la vez que rápido una vez se gana inercia. Quizás no sea la medida de rueda más apropiada si te mueves por ciudades con muchos cambios de dirección, pero si por el contrario es un entorno más abierto ganarás en rapidez.

El alma de la Cannondale Tesoro Neo X 2 es el motor Bosch Performance Line CX 250W, alimentado con la batería extraíble Bosch PowerTube de 625 W/h alojada en el tubo diagonal. Su comportamiento es excepcional, aporta un torque de hasta 85 Nm para conseguir una aceleración potente, suficiente para sortear cualquier desnivel incluso llevando carga extra en la bicicleta. El funcionamiento es suave y sin tirones algo ideal para esta modalidad. En la nueva versión de este motor se redujo el sonido con lo que también es más agradable pedalear con menos ruido.

La cubierta personalizada para la batería se integra perfectamente en el cuadro manteniéndola protegida. Además el motor también cuenta con una placa protectora inferior para evitar que pueda llevarse cualquier tipo de golpe.

El funcionamiento se controla desde el display Bosch Purion, situado junto al puño izquierdo. Desde él es posible ajustar los 4 modos de ayuda: Turbo, eMTB, Tour y Eco, que varían de forma progresiva el nivel de asistencia de más a menos respectivamente. En este display también aparece información de velocidad, nivel de batería, kms… Incluso se puede encender las luces o activar la asistencia que ayuda a empujar la bici cuando andamos.

Según anuncia el fabricante es capaz de otorgar una autonomía de hasta 170 kms, una cifra sorprendente dentro del sector de las e-bike. Pero si eres de los que necesitan más aun, el cuadro de la Tesoro Neo X viene preparado con la preinstalación para una segunda batería que se coloca sobre el tubo diagonal.

Un montaje robusto para todo tipo de situaciones

En lo que a montaje se refiere, la Cannondale Tesoro Neo X 2 viene equipada con un grupo Shimano Deore con un cassette de 10V de desarrollo 11-42 y plato de 38 dientes, una combinación acorde a la polivalencia buscada en esta bicicleta y con la que podrás llegar a cualquier destino que te plantees.

Los frenos hidráulicos de disco Shimano MT200 pueden parecer insuficientes a la hora de detener esta bicicleta, pero lo cierto es que está compensado con unos discos de 180 mm tanto delante como detrás para ofrecer una frenada progresiva. Además, no es una e-bike destinada a rodar a altas velocidades con lo que tampoco tendrás que realizar fuertes frenadas.

Como hemos comentado, un rasgo muy importante en esta Cannondale Tesoro Neo X 2 es la comodidad y para darle aún más se ha optado por equiparla con una tija con suspensión. Tiene un tacto firme y no hay sensación de balanceo mientras estamos pedaleando. Es un componente que tendrá sus detractores, pero nosotros la hemos visto como un punto positivo sobre todo cuando se alargan las jornadas de pedaleo por pistas en las que abundan las irregularidades.

Dentro del segmento de las bicicletas de trekking hay una serie de componentes que no pueden faltar, como son las luces, guardabarros, portaequipaje… En este caso equipa un juego de luces Herrmans H-Black MR4 en la parte delantera y H-Trace Micro en la parte trasera. Se encienden y apagan de forma sencilla desde el controlador Bosch Purion del manillar. La iluminación es más que suficiente para nuestros desplazamientos, aunque desde nuestro punto de vista colocaríamos algo más arriba la luz delantera, ya que el propio guardabarros delantero llega a hacer sombra justo delante de la rueda. Para garantizar una mayor visibilidad lleva unas tiras reflectantes en el tubo inferior y los tirantes.

La Cannondale Tesoro Neo X 2 equipa los guardabarros Tubus Wingee fabricados en metal. Su integración con el resto de la bicicleta es de otro nivel. Quedan ajustados a la perfección quedando libres de roces y sobre todo sin rastro de ruidos en los pasos por zonas bacheadas.
Y como no podía ser menos, viene acompañada de un portaequipaje colocado en la parte trasera, capaz de albergar hasta 20 kg de carga. Es ideal para llevar lo necesario cuando planificamos una ruta de varios días. En él también se pueden instalar las alforjas con facilidad para llevar aún más protegidas y ordenadas nuestras pertenencias.

Otro extra es la pata de cabra incorporada en la vaina izquierda, un componente que facilitará que podamos dejar aparcada nuestra bicicleta, ya sea cuando nos desplazamos a nuestro lugar de trabajo o cuando carguemos el portaequipaje.

Como viene siendo habitual en la gama media-alta de Cannondale, la rueda delantera equipa el sensor desarrollado por la propia marca en colaboración con Garmin. Este una vez vinculado con nuestro Smartphone tendremos la posibilidad de obtener información precisa de velocidad, tiempo, ruta y distancia, además de registrar tu bicicleta para obtener recordatorios de mantenimiento, información sobre las suspensiones… Aunque muchos de los datos ya los tenemos en el display Bosch Purion, sirve como un buen complemento de este.

Pedaleando con la Cannondale Tesoro Neo X 2

A simple vista puede parecer grande y por consiguiente torpe, pero solo montarnos y empezar a andar nos damos cuenta de lo fácil que es de manejar. Su posición de conducción cómoda, con una postura erguida, ajustable más aún si cabe con la potencia regulable del manillar, nos da un amplio campo de visión, que va a hacer que quieras pasar horas de disfrute sobre esta bicicleta.


A pesar de estar enfocada al trekking, podemos decir que su carácter es muy polivalente y va más allá de los paseos por carreteras y pistas sin asfaltar. Los 24,6 kg que dio en nuestra báscula la sitúan cerca de cualquier e-MTB, otorgándole una amplia capacidad de respuesta en todas las situaciones.

En el tiempo que la hemos tenido, le hemos dado un uso muy variado, moviéndonos por la ciudad para desplazarnos al trabajo, saliendo a pasear unas horas, alguna que otra ruta con algo más de dificultad y hasta para ir a comprar el pan. Aunque realmente con lo que más hemos disfrutado es colocándole unas alforjas.

Su autonomía parece no acabar nunca, aunque vayamos jugando con los diferentes modos de ayuda, tendremos batería para toda la ruta.
Por su configuración es apta para rodar por casi cualquier superficie. Es por esto que cuando hemos rodado por carretera y nos encontrábamos con una pista sin asfaltar, no dudábamos ni un segundo en adentrarnos en ella. Con esta bici sale a relucir el espíritu explorador que cualquier biker lleva dentro.

Sus neumáticos Schwalbe G-One Allround Performance con un ancho de 2,25”, la horquilla y la tija de suspensión hacen que el rodar lejos del asfalto sea agradable. En un primer momento éramos escépticos con el funcionamiento de la tija con suspensión, porque a pesar de ser una bici que no está concebida para buscar el máximo de rendimiento, pensábamos que se notaría más a la hora de pedalear. Sin embargo, a medida que fuimos acumulando horas de pedaleo, nos dimos cuenta de que es un componente que otorga un plus de comodidad el cual se agradece sobre todo en largas rutas.

Debido a su razonable parecido con una MTB hace que podamos desenvolvernos con bastante facilidad en la mayoría de tramos sin asfaltar, siempre que estos no arrojen demasiada dificultad.

Para movernos por el centro de la ciudad nos hubiese venido mejor un tamaño de ruedas más pequeño para ganar más maniobrabilidad, pero cuando sales a alguna avenida se agradece la ventaja que aportan las ruedas de 29”. También es cierto que su tamaño puede no ser el más apropiado para este fin, aunque tenemos que decir que para nosotros no ha sido ningún inconveniente. A pesar de calzar unos neumáticos mixtos, estos son bastante silenciosos cuando rodamos por asfalto.

En desplazamientos más largos, en los que hay que recorrer bastantes kms por carretera se hace valer este tamaño de ruedas con un rodar agradable. Es más, nos acordamos de la normativa que obliga a limitar la velocidad de las e-bikes a 25 km/h, porque sinceramente, 5 o 6 km/h más nos daría un plus a la hora de desplazarnos en estos tramos. No obstante, no es algo que podamos achacarle a esta bicicleta.

Conclusiones

Estamos ante una e-bike orientada al cicloturismo o trekking, que destaca por tener un robusto cuadro de aluminio, con un motor Bosch que ofrece las prestaciones necesarias para hacernos disfrutar a lo largo de nuestras rutas.

Su conducción es sencilla, con una postura cómoda que nos permitirá pasar horas pedaleando. Es muy polivalente, capaz de manejarse con total soltura en cualquier terreno, incluso ser una buena compañera en los desplazamientos al trabajo.

Cuenta con un completo equipamiento de guardabarros, luces y portaequipaje, entre otros, para que no eches en falta nada en tus salidas.
Su precio de 4,399€ la coloca a la altura de los modelos premium de este segmento, algo que es de esperar dado la calidad de su cuadro y el equipamiento que la acompaña. Aun así, nos parece una inversión interesante para aquellos que conciben la bicicleta como forma de vida.

Cannondale Tesoro Neo X 2

Cuadro: SmartForm C1 Alloy, Dual Battery ready, removable downtube battery, SAVE, Ai offset drivetrain, 148x12mm thru-axle, post mount disc
Horquilla: SR Suntour XCM 34 Boost, 100mm, 15x110, 51mm offset
Cadena: Shimano HG601, 11-speed
Bielas: FSA Bosch E-Bike w/ custom Ai offset, 38T
Cassette: Shimano Deore 5100, 11-42, 10-speed
Cambio: Shimano Deore M5100
Pulsador: Shimano Deore M5100, 10-speed
Motor: Bosch Performance Line CX 250W
Batería: Bosch PowerTube 625Wh
Monitor: Bosch Purion
Bujes: Shimano MT400, 15x110mm (D), 12x148mm (T). Thru-axle
Aros: WTB STX i30 TCS, 32h, tubeless ready, 29”
Radios: DT Swiss Champion
Cubiertas: Schwalbe G-One Allround Performance, 29 x 2.25", RaceGuard, TR
Manetas freno: Shimano MT200 hydraulic disc
Frenos: Shimano MT200 hydraulic disc, 180/180mm RT10 rotors
Puños: Cannondale Ergo Fitness Dual Density, Lock-On
Manillar: Cannondale 3 Riser, 6061 Alloy, 15mm rise, 8° sweep, 4° rise, 740mm
Sillín: Cannondale Ergo Touring
Tija: Suspension Seatpost, 31.6
Potencia: Cannondale Adjustable, A-headset, 31.8mm
Extras: Herrmans H-Black MR4 front light, H-Trace Micro rear light, Tubus Wingee fender, Tubus rear rack (20kg max capacity)

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!