Qué es entrenar por sensaciones y cuáles son sus ventajas

Germán M. Porcel - 2019-09-24 11:00:00 - Entrenamiento

El eterno debate ahora gana una posición: entrenar por sensaciones vuelve a ser una opción y tiene sus ventajas.

Desde la aparición, fundamentalmente, del equipo Sky y de los potenciómetros y pinganillos, el cambio en el ciclismo ha sido notable. Y no solo para bien, no solo para conocer mejor los parámetros en que se mueven los ciclistas profesionales, para medir mejor las capacidades físicas unipersonales de cada ciclista, sino también para ver menos espectáculo, para confiar menos en las capacidades del ciclista ajenas a su forma física, a su talento. Hoy, entrenar por sensaciones se ha convertido en una opción alternativa que cada vez gana más adeptos, sea por la razón que sea. Te explicamos de qué se trata y de las ventajas que conlleva entrenar por sensaciones.

ciclismo-entrenar-por-sensaciones

Entrenar por sensaciones, ¿qué es?

Cuando entrenas, tu cuerpo transmite señales sobre su estado actualizado, sobre el ritmo cardíaco, sobre la exigencia. Hay elementos que no puedes controlar y que ponen de manifiesto clara y evidentemente cómo te encuentras realizando ese ejercicio. Esos síntomas que se desprenden son sensaciones, y en ellos pone el foco el concepto de entrenar por sensaciones.

Sí, es lo que se ha hecho toda la vida y no lo es al mismo tiempo. Porque no se basa solo en sentir esas sensaciones y amoldarte a ellas, sino en saber medirlas e identificar lo que te están diciendo y eso, como todo, también conlleva un entrenamiento comprensivo para poder entrenar por sensaciones de un modo correcto.

ciclismo-entrenar-por-sensaciones

Si dudas de que se trate de un método científico, te ponemos en situación: entrenar por sensaciones es un método totalmente válido y científico basado en la Escala de Percepción del Esfuerzo, una escala que fue pensada y puesta en práctica por Gunnar Borg, un psicólogo sueco, allá por 1975. Borg comprobó que, efectivamente, el grado de esfuerzo podía medirse, y no se trataba de un elemento absolutamente subjetivo. A partir de ahí, entrenar por sensaciones es posible en base a la autodenominada “Escala RPE de Borg”.

Así, entrenar por sensaciones consiste en eliminar de las fases de entrenamiento todos los datos desprendidos de los medidores electrónicos que incorpore el ciclista. No significa que no pueda llevar pulsómetro o potenciómetro, sino que los datos que estos desprendan no serán utilizados por el preparador físico para exigirle unos determinados vatios o pulsaciones, sino para orientar al ciclista en su autoconocimiento y en la autoidentificación de sus estados de forma.

ciclismo-entrenar-por-sensaciones

Ventajas y desventajas de entrenar por sensaciones

Las desventajas de entrenar por sensaciones son claras y evidentes: se pierde de golpe un grueso de datos importantísimo en la actualidad para planificar los picos de forma del ciclista de cara al calendario que ha diseñado para una temporada. Y es que entrenar por sensaciones no es un cambio que se pueda producir de la noche a la mañana con resultados, sino que el cambio brusco necesita de un tiempo refractario, es decir, de una etapa de readaptación a un nuevo método de entrenamiento.

Lo que sí es una realidad, más allá de entrenar por sensaciones o por valores y el debate que esto entraña, es que actualmente los mecanismos electrónicos de medición han dejado de lado este tipo de entrenamiento. Pero estos mecanismos, hoy ya somos conscientes, también tienen sus riesgos.

Entre estos riesgos se encuentra, por ejemplo, la pérdida de autoconomiento. Hay ciclistas, y siempre se suele citar a Alejandro Valverde, que tienen un conocmiento de su situación, sus capacidades y su forma totalmente absoluta. Saben en cada momento medir sus esfuerzos, hasta dónde pueden llegar, e incluso romper valores que eran los que se esperaban de él. Pero este autoconocimiento se ha perdido. Hoy los ciclistas meten los vatios que indica una máquina programada con los cálculos de un preparador físico, y con ello y el pinganillo el ciclismo ha perdido más de la mitad del espectáculo de antaño. Se acabaron los ataques con el alma, aún sin fuerzas, que luego pasaban factura; se acabaron las escapadas perseguidas con ahínco. Los vatios están ahí, y metiendo esos vatios, gano. Esa es la mentalidad de muchos ciclistas hoy en día. El entrenamiento por sensaciones persigue justo lo contrario.

ciclismo-entrenar-por-sensaciones

Así también ocurre con las presiones que sufre un ciclista. Anteriormente, era él o ella quien controlaba su ritmo. Él o ella quien sabía su cadencia, sus sensaciones, y pedaleaba en consecuencia. Hoy día, todo está medido: si te dice por pinganillo que aumentes la potencia, la aumentas, porque saben que tu valor puede ser más alto. Así, el aspecto crítico del ciclista se ha perdido, convirtiéndose en pseudomáquinas. Entrenar con sensaciones evita esto: nadie presiona al ciclista en su desarrollo, si no está dando el máximo es su decisión: quizá está conservando, quizá no se encuentra del todo bien, quizá los datos estaban equivocados, quizá está evitando una lesión.

Así, entrenar con sensaciones, en tercer lugar, ayuda en la preparación mental y en la motivación del ciclista, que es quien va aprendiendo de sí mismo cuándo hacer qué cosa o cuándo evitarla. Va conociéndose, va aprendiendo, y va regando y cuidando su motivación. Porque es el ciclista quien tiene que analizar la carrera para tomar decisiones, y nadie le indica qué hacer o qué no hacer con respecto al desarrollo de sus pedaladas.

ciclismo-entrenar-por-sensaciones

Y, por último, entrenar por sensaciones es óptimo para que el ciclista se forme como ciclista. Para que conozca los procesos y fases de entrenamiento, y no sea un simple ente que sigue un patrón marcado sin cuestionarse por qué. Así que en la fase formativa de los más jovenes, es fundamental.

Normalmente, un modelo híbrido, en el que un preparador profesional prepare ciertas variables, el calendario, los picos de forma, pero sea el ciclista el que tenga cierta libertad aprendiendo a entrenar por sensaciones y aprendiendo a conocer y aplicar esta información en carrera, son los modelos que mejor funcionan. Porque forman a ciclistas totales, capaces de sobreponerse a situaciones en las que nadie les indica qué deben hacer, conociéndose mejor y trabajando psicológica y mentalmente las carreras, no solo físicamente. En otras disciplinas, está a la orden del día. Así que considera entrenar por sensaciones, si es que no lo haces.

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!