Consejos para dormir rápido y descansar mejor

Ignacio P. - 2018-10-09 10:18:00

Entrenar es una parte muy importante en la preparación de cualquier ciclista, pero todos sabemos que comer bien y dormir son incluso más importantes cuando queremos mejorar. A muchos ciclistas les sucede que tras un entrenamiento intenso se encuentran muy cansados pero al entrar a la cama no hay manera de quedarse dormidos. Seguro que a muchos os resulta familiar esta situación y por eso aquí os dejamos algunos consejos que esperamos os ayuden a descansar mejor.

descansar mejor

1.Volver a la calma

Casi tan importante como un buen calentamiento es enfriar progresivamente antes de dar por concluida la ruta. Es bueno que los últimos minutos del entrenamiento los dediquemos a volver a la calma. Intentaremos recuperar el pulso a la vez que pedaleamos de manera fácil para limpiar nuestras piernas.

Si os habéis fijado, los ciclistas profesionales después de realizar extenuantes etapas en el Tour o Giro se suben al rodillo para seguir dando pedales. Algunos pensarán que están locos, pero no, lo hacen para limpiar las piernas y recuperar mejor de cara a la siguiente etapa.

2.El frío es un buen aliado

Al terminar el entrenamiento una ducha con agua fría ayudará a equilibrar la temperatura corporal para que todo vuelva a la calma de nuevo. Si mantienes tus piernas unos minutos bajo el agua fría tus músculos seguro que te lo agradecen, ya que ayudará a disminuir la inflamación producida por el esfuerzo.

3.Si puedes, no entrenes muy tarde

A medida que se acaba el día nuestros biorritmos se ralentizan para afrontar la noche y el descanso. Si realizamos ejercicio intensivo durante la última hora de la tarde, incluso de noche, lo que haremos será frenar la desaceleración natural de nuestro cuerpo.

No obstante a menudo por el trabajo y las obligaciones cotidianas no tenemos opción y tenemos que salir a estas horas. Es aquí cuando los dos primeros consejos y los que vienen a continuación pueden ayudarte a descansar mejor.

entrenamiento

4.Una cena recuperadora y con el alcohol justo

Hay una creencia extendida en la que el alcohol ayuda a conciliar el sueño antes. Esto no es verdad. Puede que una cerveza -o similar- te ayude a relajarte pero si consumes una cantidad superior de alcohol lo que conseguirás será tener un sueño de muy mala calidad y al día siguiente te levantarás agotado. El alcohol hace que durmamos en una fase REM donde nuestro sueño es muy superficial, no logramos un sueño profundo y reparador.

Por eso lo ideal es cenar algo de fácil digestión que nos ayude a recuperarnos y si queremos hacer un uso muy comedido del alcohol, a ser posible llegandolo a evitar.

5. Para descansar mejor olvídate del móvil

Nos metemos en la cama y para intentar dormirnos antes tomamos nuestro smartphone y comenzamos a consultar nuestras redes sociales. Esto lo único que nos hace es poner nuestro cerebro a funcionar y lejos de dormirte antes lo único que conseguirás será mantenerte alerta.

Además, aunque aún no hay nada claro, hay varios estudios que señalan al tono azul que emiten las pantallas de los teléfonos y tablets como culpables de no conciliar el sueño y un mal descanso.

6.Sigue una rutina

Sin duda lo que mejor funciona es tener una rutina e ir a la cama siempre a la misma hora. Si logramos mantener el horario de entrenamiento, comidas y sueño pronto nuestro cuerpo se irá afinando y cada vez el sueño será más conciliador.

7. Evita la cafeína y las siestas largas

El café y el resto de bebidas con cafeína son ideales para afrontar un entrenamiento con garantías, pero si eres de los que le cuesta dormir, lo mejor es no tomar este tipo de bebidas al menos 4 horas antes de irse a la cama.

Lo mismo sucede con las siestas. Si durante la noche no descansas bien puede que una siesta larga te ayude a recuperar, pero lo cierto es que solo empeorará la situación. Así que mejor dormir periodos muy cortos durante el día y llegar con sueño a la noche.