Consejos para tomar geles enérgéticos

Ignacio P. - 2016-03-21 11:13:00

Seguro que todos conocéis y normalmente tomáis geles energéticos durante vuestras salidas en bici. Para algunos estos geles son como ángeles de la guarda que no dejan que la fatiga haga estragos en su rendimiento. Pero para otros puede que sean como una ruleta rusa ya que no siempre les dan el mismo resultado. Es el problema que tienen estos geles, hay que probarlos bien en diferentes situaciones, a cada uno nos sientan de manera diferente y a veces pueden ocasionarnos el efecto contrario.

5 consejos para asimilar bien los geles

Insistimos en que estos son consejos generales y como siempre decimos lo que le va bien a la mayoría no tiene porque irte bien a ti, así que presta especial atención al último consejo.

geles energéticos

1. Tómalos poco a poco

Cuando te tomas uno de estos geles, estas incorporando una gran cantidad de glucosa a tu estómago. A veces si la ingesta del gel se hace en una sola toma de golpe, puede provocar naúseas y dolor de estómago. Además, puede llegar a producir un efecto rebote casi inmediato y sufrir una hipoglucemia. Si los tomas poco a poco tu organismo lo asimilará mejor y puedes prevenir efectos adversos.

2. Acompáñalos con algo de líquido, mejor si no es isotónico

Los llamados hidrogeles son geles que ya incorporan una gran cantidad de agua. Esto facilita la asimilación del gel por parte de nuestro organismo. Por eso si tomamos un gel de los normales es más que aconsejable hacerlo acompañado de un buen trago de agua. Si en lugar de agua tenemos bebida isotónica, pensad que algunas de estas bebidas ya contienen glucosa y estaríamos incorporando un gran número de azúcares de golpe. Esto puede dar como resultado una hipoglucemia y dolores gastrointestinales.

3. ¿Cuándo consumirlos?

Estos geles nos aportan el tipo de energía que nuestro cuerpo consume primero -algunos geles son específicos para ultradistancia-, es decir que si hemos comido bien antes de nuestra salida en bici, no necesitaremos tomarlos hasta que llevemos unos 90 minutos de esfuerzo. Si por norma tomamos un gel antes de entrenar, aún habiendo comido justo antes, podemos sufrir los efectos hipoglucémicos ya citados.

4. Alternar sabores

En salidas o rutas largas de más de 2-3 horas lo ideal es que nuestra alimentación no se componga únicamente de geles, aún así, si tomamos varios durante una misma salida intentad que sean de distintos sabores e incluso alternando sabores dulces y salados. El empalagamiento que pueden producir estos geles puede hacer que evites la ingesta de alimentos y por consiguiente la aparición inmediata de la fatiga.

5.Entrenar la nutrición

Normalmente durante nuestros entrenamientos o salidas no consumimos este tipo de geles y los reservamos para carreras o salidas especiales. Está comprobado que si acostumbramos poco a poco a tomar estos complementos, nuestro organismo mejorará la absorción de los nutrientes de estos alimentos y mejorará la entrega de estos en nuestro rendimiento. Así que no os confiéis en lo que les funciona a las personas de vuestro entorno y haced vuestras propias pruebas hasta que encontréis los geles que más os gustan y mejor os sientan. Y una vez los hayáis encontrado id incorporándolos en vuestros entrenamientos, no esperéis al día de la carrera.  

También puede interesarte