¿Sientes las manos dormidas cuando sales en bici?

Berto Gallego - 2017-07-10 11:34:00

Los dolores y el adormecimiento de las manos es un problema recurrente entre los ciclistas, profesionales o aficionados, de cualquier modalidad. Decenas o incluso cientos de kilómetros sobre la bici harán mella en ellas si no sabemos como agarrarnos adecuadamente, el peso que ejercer o el material que emplear para evitarlo. La razón es el nervio ulnar, que recorre desde el hombro hasta la punta de los dedos pasando por nuestro antebrazo: al agarrarnos con demasiada fuerza se comprime, se adormece y provoca esa sensación de cosquilleo tan molesta y característica.

manos dormidas bici

Razones por las que se te pueden dormir las manos

Antes de proponerte algunos consejos para acabar con el adormecimiento de las manos cuando vas en mountain bike o bici de carretera, te recomendamos que le eches un ojo a cuales son las causas que pueden producir este efecto. Si alguna de ellas necesita la valoración médica es más que recomendable que antes de intentar nada lo consultes con personal médico especializado.

Soluciones a las manos dormidas cuando vas en bici

 manos dormidas guantes

Revisar la postura

En primer lugar, en caso de que suframos este problema, deberíamos revisar nuestra postura sobre la bicicleta. Es muy probable que no sea la más adecuada, y que en consecuencia nuestro nervio ulnar provoque que sintamos las manos dormidas. Nuestra postura debe buscar prioritariamente el reparto de peso por todo el cuerpo, evitando que cualquier zona se cargue en exceso. Para ello hay que procurar que la maneta del freno no esté demasiado alta -forzaríamos la palma y por tanto el nervio-, ni demasiado baja - afectaría a la muñeca y que la altura del sillín sea la adecuada respecto al manillar -unos tres centímetros más alto el primero que el segundo-.

Probar a utilizar o cambiar de guantes

En segundo lugar es útil el uso de guantes anatómicos y puños de espuma o silicona, que reducen la presión sobre el nervio ulnar al hacer un efecto de acolchado sobre la palma de la mano. La oferta en el mercado es muy amplia, en todo tipo de gamas y precios.

Ajustar la suspensión

En tercer lugar sería conveniente saber si  la suspensión de nuestra bici es la más adecuada para evitar sufrir de manos dormidas. Una amortiguación óptima absorbe las vibraciones que producen nuestra bici, especialmente en el mountain bike. En este ámbito también es conveniente controlar la presión de nuestros neumáticos, ya que unas ruedas excesivamente hinchadas provocan un exceso de vibraciones contraproducente.

Probar diferentes posturas en el manillar

Por último, sería interesante que nuestra bici dispusiese de acoples que nos permitan cambiar la posición sobre el manillar, aliviando así la presión sobre el nervio ulnar. Sin embargo en este caso habrá que tener en cuenta que al acoplarse en la parte baja del manillar de una bici de carretera, el afectado -si las manetas de freno no están adecuadamente colocadas- podría ser el nervio cubital.