Conoce las nuevas reglas de la nutrición

La nutrición está en evolución constante. Lo que vale hoy puede no hacerlo mañana, e incluso hay multitud de cosas que se dan por hechas, que se han incorporado a la sabiduría popular, pero que en realidad no son ciertas. Aquí ponemos en negro sobre blanco algunas de ellas.

nutrición

Las nuevas reglas de la nutrición

Sí, se puede perder peso comiendo pasta

Existe un miedo cada vez más extendido al consumo de hidratos de carbono, especialmente desarrollado en el ámbito del mountain bike. La realidad es que no consumirlos, además de afectar a tu rendimiento sobre la bici, puede ser contraproducente a la hora de mantener nuestro peso ideal. Italia es uno de los países occidentales con menos problemas de sobrepeso, ¡y su dieta se basa hasta en un 40% de carbohidratos!

Cuidado con las barras y batidos de proteínas

Sí, pueden ser útiles, no hay por qué desechar su uso. Ahora bien, si cenas huevos, atún y pollo -por ejemplo- después de tu salida de ciclismo de montaña, añadir más proteínas artificiales es dar a tu cuerpo una dosis superior a la que está preparado para asimilar. O, lo que es lo mismo, no servirá para nada. Son un complemento que no debe ayudar a llegar a ciertas dosis, pero cuando no lo hagamos de manera natural.

Relacionado:  Cómo hacer una bebida isotónica casera. Es muy rápido y sencillo

nutrición

Las grasas saludables son tus amigas

Los frutos secos, el aceite de oliva, los pescados azules, el aguacate y un largo etc. de alimentos son fuentes extraordinarias de energía y alimentos beneficiosos para la salud ¡No todas las grasas son perjudiciales!

Bebe cuando tengas sed

Siempre hemos pensado que no hay que esperar a tener sed para beber, que la sensación no es más que un síntoma de deshidratación incipiente y que, por tanto, no existe manera de solventar del todo el problema en ese momento. Por eso la recomendación suele ser consumir agua de manera sostenida en el tiempo y a pequeños sorbos. Sin embargo, existen estudios recientes en nutrición que desmienten lo anterior y aseguran que solo es necesario beber cuando nos apetezca. Ni 2,5 litros al día ni más calentamientos de cabeza: solo cuando tengas sed.

nutrición

Murcia, 1990. Periodista.