¿Cuánto hay que comer para adelgazar? El deficit calórico es la clave | Riesgos del déficit calórico

Berto Gallego - 2018-11-06 18:00:00

¿Cuánto tengo que comer para perder peso? ¿Quieres quitarte la grasa sobrante de tu cuerpo? ¿Cómo debo hacerlo para conseguirlo? Tenlo claro, por muchas dietas milagro que te recomienden, por mucho que te bombardeen con métodos increíbles para conseguir el objetivo, solo hay un secreto: el déficit calórico

Pero, qué es el déficit clórico y cómo ponerlo en práctica para lograr perder peso. Este método es infalible pero para conseguirlo requerirá de tu esfuerzo, constancia y fuerza de voluntad. ¡Comenzamos!

Déficit calórico

El déficit calórico, la clave para perder peso

Como decíamos, debes aprender a desconfiar de los milagros, de los que te venden cosas que no existen. Si tienes una edad, ya debes haber aprendido que las cosas en la vida requieren un esfuerzo, no se presentan en la puerta de casa mientras tú esperas viendo la tele y comiendo una tarrina de helado.

Pero vamos al cogollo. ¿Qué es el déficit calórico? Muy sencillo. Se trata de la situación en la que se encuentra nuestro organismo cuando quema más calorías de las que ingiere. La energía que necesita nuestro cuerpo en forma de calorías la adquiere de los alimentos que tomamos, pero si ingerimos más calorías de las que gastamos en este caso nuestro cuerpo las almacena en forma de grasa.

Al contrario, si ingerimos menos calorías de las que necesitamos entonces nuestro busca la energía en las reservas de grasa de nuestro organismo. ¿Consecuencia? Perdemos peso y de manera sana y duradera. 

Déficit calórico

¿Cómo entrar en déficit calórico?

Pues amigos, esto no puede ser más sencillo. La solución para conseguirlo es combinar adecuadamente una buena dosis de ejercicio físico -en nuestro caso probablemente salidas en bicicleta- con una dieta equilibrada, pero contenida a nivel calórico. 

A partir de ahí lo ideal es calcular tu metabolismo basal -es decir, las calorías que gasta nuestro cuerpo de manera estandarizada, sin ejercicio- añadir a ello las quemadas en la bicicleta -se pueden calcular con múltiples aplicaciones- y organizar una dieta -bajo supervisión de un especialista- con un número de calorías menor al resultado.

Es muy importante que sea bajo supervisión profesional por los que verás más abajo y nadie cuenta sobre el déficit calórico.

Por ejemplo, en el caso de un hombre de 30 años, 180 centímetros de altura y 85 kilogramos de peso que realice una actividad física moderada, debería consumir unas 1.500 calorías para perder peso, 1.775 para mantenerlo. 

Déficit calórico

Lo que nadie cuenta sobre el déficit calórico. Riesgos del déficit calórico

Es cierto que el déficit calórico es la clave para perder peso, pero si no se hace de manera controlada también puede tener riesgos, algunos de ellos graves. Como ya hemos dicho más arriba perder peso requiere constancia, así que este método no se puede aplicar de manera agresiva para conseguir grandes resultados en un espacio de tiempo muy corto. Esta puede ser una de las principales causas que originen sus mayores riegos.

Producir fatiga

Reducir la ingesta de calorías implica reducir nuestra fuente de energía por lo que puede provocar que nos sintamos más fatigados. En la mayoría de casos, siempre que sigamos una dieta equilibrada que nos aporte todos los nutrientes necesarios, será cuestión de días que nuestro cuerpo se acostumbre y volvamos a sentirnos plenos. Pero si la dieta que estamos llevando a cabo no es la adecuada esta sensación de fatiga puede ser prolongaday desencadenar en problemas mayores.

Debilitar el sistema inmune

Nuestro sistema inmune es uno de los primeros que se resiente cuando realizamos cambios en nuestro modo de vida que no son adecuados. Por ejemplo el entrenamiento en altura que realizan muchos ciclistas tiene este gran handicap, si no se realiza de manera paulatina y monotirzado pronto bajan las defensas de los ciclistas y están expuestos a enfermedades con mayor facilidad.

Con una dieta hipocalórica puede suceder exactamente igual, si no se hace bajo supervisión puede acarrear que nuestro sistema inmune se debilite.

Disminuir la masa muscular en lugar de quemar grasa

Si la diferencia entre calorías gastadas es muy grande con respecto a las consumidas y esto se mantiene en el tiempo puede provocar alteraciones graves en el organismo que pueden ir desde una reducción de masa muscular hasta la muerte en los casos más críticos.

Así que como véis el método del deficit calórico es el más efectivo para perder peso, pero como todo se tiene que realizar de manera organizada y supervisada.

Y tú, ¿has probado a perder peso mediante el método del déficit calórico? ¿Qué reusltado cosechaste al hacerlo? ¡Te leemos en nuestras redes sociales!