Tom Pidcock, a un paso de ser uno de los ciclistas mejor pagados... ¿fuera de Ineos?

Tom Pidcock, a un paso de ser uno de los ciclistas mejor pagados... ¿fuera de Ineos?

Carretera 8 feb. 2022 15:30 Ivan F.

Está en uno de los equipos más potentes del mundo, y el más poderoso económicamente. Eso sí, también con una nómina de estrellas inabarcable y un enfoque demasiado dirigido hacia las grandes vueltas. Y él tiene el potencial de convertirse en una de las mayores estrellas del pelotón, aunque tirando de clásicas, mundiales, mountain bike y CX. Por todo esto, y porque acaba contrato a finales de este año, Tom Pidcock está a un paso de ser uno de los ciclistas mejor pagados del mundo. Pero... ¿quizá lo sea fuera del Ineos? Desde luego, parece que los equipos del WorldTour (y, sobre todo, las marcas de bicis) se lo rifan.

Tom Pidcock maillot arcoíris

En el club de los sueldos más altos, con 3-5 millones al año

Todo se está llevando, hasta ahora, con bastante discreción, tanto por parte de la estructura como por la de los representantes del corredor. Pero, según el portal VeloNews, otras escuadras y fabricantes de bicicletas ya han confirmado que están pendientes de Tom Pidcock, pues hasta el momento no ha firmado ninguna renovación del conjunto británico. Y esta publicación señala que, si hay ofertas y contraofertas en una hipotética negociación, no sería extraño que el próximo salario del joven prodigio de 22 años subiera hasta los 3 millones anuales, o incluso que llegara a los 5 millones.

Esto lo colocaría bien alto en el ranking de los ciclistas mejor pagados, en competencia con Geraint Thomas por el tercer o el cuarto puesto. Los únicos que lo superarían seguro, de ser todo así, serían Tadej Pogacar (6 millones al año) y Chris Froome (5,5 millones), mientras que desconocemos cuánto percibe ahora Peter Sagan en su nuevo equipo, TotalEnergies. El mediático eslovaco cobraba 5,5 millones en Bora-Hansgrohe, una buena parte de los cuales siempre se ha dicho que los ponía Specialized. Marca que, por cierto, le ha acompañado en la transición a tierras francesas.

Tom Pidcock CX

Este enorme interés por Pidcock se explica, desde luego, por su extraordinario talento, que le da la posibilidad de aspirar a cosas como conquistar la triple corona: los campeonatos del Mundo de CX, XCO y carretera. Pero también por su imagen pública, pues es británico (lo primero) y ha demostrado bastante carisma. Y, en tercer lugar, el hecho de que compita y gane en las tres modalidades lo convierte en una bicoca para casi cualquier marca de bicis... cualquiera menos, básicamente, la suya actualmente.

Pinarello no tiene modelos de MTB en su catálogo, por lo que el año pasado el corredor tuvo que configurarse su propia montura, una BMC Fourstroke. Y luego, para la temporada de ciclocross, los italianos le hicieron estrenar una nueva versión de la Crossista. Firmas consolidadas en mountain bike, como Specialized (Bora-Hansgrohe y Quick-Step), Cannondale (EF Education) Trek, Scott (DSM) o la propia BMC (AG2R) sin duda estarían dispuestas a desembolsar una importante cantidad de dinero por tenerle en uno de los equipos a los que patrocinan y/o suministran.

Pidcock Superman

¿Cuánto durará el culebrón Pidcock?

Al parecer, ya se está trabajando en una oferta en firme de una de estas formaciones. Y, aunque todas ellas podrían hacerle un hueco en sus plantillas a un corredor como Pidcock, no nos sorprendería si se tratara de la primera, Bora; que, tras perder a Sagan, se encuentra un tanto huérfana en el terreno de las carreras de un día.

Tampoco es extraño que estas informaciones hayan salido a la luz ahora, justo después de que el joven británico se proclamara con autoridad campeón del Mundo de Ciclocross. Esa victoria, junto con su oro olímpico en XCO y su brillante primera temporada de profesional en carretera, ha disparado su caché a las nubes. El agente de Pidcock es Andrew McQuaid, hijo del que fuera presidente de la UCI Pat McQuaid, y representante también de varios otros actuales o antiguos corredores de Ineos: Richie Porte, Rohan Dennis, Geraint Thomas... Así que sabe lo que se hace.

En cualquier caso, todavía queda tiempo para que el futuro de la estrella de Leeds se resuelva, pues los nuevos contratos suelen firmarse justo antes del Tour de Francia (o durante) y anunciarse a su término, en julio. Pero, desde luego, su gente sabe que el tiempo corre a su favor, y que, cuanto más se prolongue el culebrón, más podrán alzar las pujas. Esto, siempre y cuando Ineos no cuente con una cláusula en el contrato que le permita retener al corredor en términos más favorables para ellos aunque haya otras ofertas, claro. Si así fuera, los de Dave Brailsford tendrían la sartén por el mango.

Enric Mas

Más de 200 ciclistas acaban contrato este año

El caso de Pidcock no es único, aunque quizá sí sea el más deseado de los que, a final de esta temporada, finalizan contrato con su actual equipo. Según VeloNews, los agentes ya están muy activos a pesar de que quedan aun muchos meses por delante. Y es que, al parecer, más de 200 corredores libres podrían inundar el mercado y hacer cambiar de mano muchos, pero que muchos cromos.

Entre ellos hay incluso hombres que disputan las generales, como Richard Carapaz, Nairo Quintana o el español Enric Mas. Lo lógico sería que este último renovara con Movistar, pero después de su podio en la Vuelta del año pasado, exigirá una revisión al alza de su sueldo. No hay más que recordar un momento de la segunda temporada del documental de Netflix y Movistar+: ese en el que, tras la última crono del Tour, el mallorquín se acerca al coche de Eusebio Unzué y comenta que ha mejorado una posición respecto a Mikel Landa en 2019, "y con unos cuantos kilos menos". No se refiere al peso, está claro.

Tom Dumoulin

También hay en la lista otros hombres fuertes, como Tom Dumoulin, Vincenzo Nibali, Adam Yates o Rigoberto Urán, y un buen puñado de grandes sprinters: Mark Cavendish, Tim Merlier, Michael Matthews, Jasper Philipsen, Jasper Stuyven, Mads Pedersen... Eso sí, no figura ninguno de los 'supercapos' del pelotón: UAE Emirates ha blindado a Tadej Pogacar hasta 2027; Primoz Roglic seguirá en Jumbo-Visma al menos hasta 2025 y Van Aert (después de sus problemas judiciales con el equipo de Nick Nuyens), hasta 2024; Mathieu Van der Poel renovó el año pasado con Alpecin-Fenix hasta 2025, y Julian Alaphilippe hizo lo propio con Quick-Step hasta 2024.

Todo este movimiento tectónico en las filas de los equipos se verá además afectado por un gran acontecimiento que tiene lugar en 2023: el nuevo reparto de las licencias WorldTour. La UCI prevé ahora un sistema con bajadas y ascensos de categoría en función de la puntuación, pero eso se dará solo si hay equipos dispuestos a ingresar en el WorldTour. Los candidatos más comentados para ello son, claro, los 3 ProTeam más fuertes: el Alpecin-Fenix de Mathieu Van der Poel, el Arkéa-Samsic de Nairo Quintana (si le retiene) y el TotalEnergies de Peter Sagan. Pero aun no está confirmado que realmente estén interesados.

buscando

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!

Você prefere ler a versão em português?

Tom Pidcock, a um passo de ser um dos ciclistas mais bem pagos... fora da Ineos?

Visita