Consejos para tu primera carrera larga de mtb

Berto Gallego - 2016-05-09 17:00:14 - Mountain Bike

Como en todo deporte de fondo, el mtb no es una excepción, es necesario un trabajo previo, duro y constante antes de poder afrontar el tremendo esfuerzo que supone una primera carrera de 100 kilómetros o más. Un primer esfuerzo prolongado, que lleve nuestro cuerpo a sus límites físicos, necesitará de meticulosidad y esfuerzo constante en el entrenamiento. Aquí te vamos a contar qué hacer y qué evitar para conseguir tu objetivo en el menor tiempo posible.

primera carrera

Preparación de la primera carrera larga

Si para lograr aprobar un examen deberemos estudiar muchas horas, para conseguir completar nuestra primera carrera de 100 kilómetros o más en mtb sin que nuestro cuerpo diga basta el secreto no es otro que acumular volumen de trabajo. Deberás poner a tu cuerpo en situaciones similares -no necesariamente idénticas- a las que después vivirá en la carrera, cuantas más veces mejor, y es que solo así el organismo digerirá correctamente el entrenamiento, es decir, asimilará la carga de trabajo necesaria para lograr el objetivo.

La preparación de la primera carrera se alargará al menos 10 semanas para un deporte como el mtb (lo ideal es más tiempo) y comenzará con dos salidas semanales de dos horas, que se irán alargando progresivamente hasta las tres semanas previas a la competición. Llegado ese momento rebajaremos la intensidad del entrenamiento, realizando series cortas a un nivel de esfuerzo elevado para ayudar al cuerpo a asimilar el nivel de resistencia ganado en las semanas anteriores y, a la vez, aumentar nuestro pico de velocidad punta. En estas últimas semanas es importante llevar a cabo series de cambios de ritmo constantes, así como subida de cuestas. Esfuerzos cortos y explosivos, en definitiva.

Procedimiento en la primera carrera

Llevando a cabo el entrenamiento esbozado arriba, llegaremos al día de nuestra primera carrera larga de mtb en óptimas condiciones físicas. Sin embargo, esto no es garantía de éxito ya que si no se respetan ciertas pautas podemos tirar por tierra el trabajo de meses por un exceso de ímpetu o confianza.

Para evitarlo lo más importante es controlar en todo momento nuestra frecuencia cardíaca. La hidratación y la alimentación correcta jugarán un papel importante, pero el abecé es mantener el ritmo de nuestras pulsaciones dentro de los parámetros adecuados, es decir, entre el 70 % y el 80% de nuestro límite en llano y entre el 80% y el 90% en subida. Además también hay que tener en cuenta no dejarse demasiadas fuerzas al inicio de la primera carrera. El mtb es un deporte de fondo, por lo que deberemos realizar las primeras horas a un ritmo asumible, sin gastar demasiado, y vaciarnos en el tramo final.

Siguiendo estos consejos podrás finalizar, más pronto que tarde, la primera carrera de 100 km o más sobre tu mtb. Es un reto complicado, que necesitará de esfuerzos y renuncias por parte de cualquiera que quiera afrontarlo, pero satisfactorio como pocos el día que lo consigues llevar adelante.

 

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas nuestras noticias. Mountain bike, consejos sobre entrenamiento y mantenimiento de tu bike, mecánica, entrevistas...

¡Estarás al tanto de todo!